Para Saravia, existe un efecto dominó luego del despido masivo de pilotos que se generó tras la huelga de capitanes y copilotos más extensa en la historia de la compañía.

“Tal situación tuvo que haber impactado a la aerolínea porque es imposible para cualquier aerolínea del mundo reemplazar a 100 capitanes con experiencia en un año, ya que esos proceso pueden tomar de 3 a 5 años”, acotó el expiloto de Avianca, ahora radicado en EE. UU., según los periodistas de la emisora.

Aunque el paro de pilotos de finales del 2017 no es la única razón para lo que está sucediendo este jueves 2 de agosto, dicho desorden interno de la compañía, dice Saravia, “seguramente será atribuido por la compañía a la huelga de pilotos. Ese va a ser como el escudo, siempre”.

El artículo continúa abajo

El periodista Julio Sánchez Cristo, de la W, pudo constatar que incluso en el presente “hay un bloque importante de pilotos que están alistando su salida”, a lo que Saravia respondió que eso es cierto y que dichos capitanes ya tienen procesos de selección con aerolíneas internacionales para hacer el cambio.

El excapitán de Avianca, quien también trabajó en el área administrativa de la compañía, denuncia que el ambiente dentro de la compañía para los pilotos sindicalizados es muy pesado: “Los pilotos de Asdac (el sindicato de pilotos) no vienen siendo respetados dentro de la empresa” en cuanto a ascensos y días compensatorios, comenta.

Según Saravia, ante las quejas de algunos pilotos porque les mueven sus días libres y sus periodos de vacaciones de manera arbitraria, no cuando estos las piden:

“El jefe de pilotos les dice que las puertas están abiertas para que se vayan”, puntualiza.