Se trata de Jodie Carnall, quien a sus 26 años de edad, se dedica a distribuir una serie de contenidos (videos y fotografías) sexuales por medio de suscripciones, señaló BBC Mundo.

“Es como un negocio cualquiera”, contó Carnall a ese medio de comunicación, y agregó que por una tarifa mensual — de entre 25 y 250 dólares — envía el contenido erótico a través de la aplicación. 

Para a dar a conocer sus servicios, la joven utiliza otras redes sociales como Twitter, Facebook e Instagram. Sin embargo, según cuenta BBC Mundo, “es muy cuidadosa a la hora de comprobar si la cuenta pertenece realmente a una persona antes de aceptarla”.

El artículo continúa abajo

Aunque decenas de veces las personas han denunciado este tipo de contenidos por la red social, los abogados de Carnall le explicaron a ese medio de comunicación que vender este tipo de imágenes no viola la ley (a menos que lo haga un menor de 18 años).

Por eso, para mantener sus ingresos estándar, la señorita indicó que se dedica tiempo completo a su trabajo, pues, según la BBC, tiene que estar pendiente de los más de 40 suscriptores que le piden, algunas veces, material adicional.

Por ahora, aseguró que sus ganancias mensuales cada vez son mayores, pues es un negocio en auge, con muy pocas personas que lo realizan.

A continuación, algunas fotos de Carnall en su Instagram: