Apenas notó una casa rodante al lado de la carretera por donde se dirigía, Boom no dudó en pedir prestado el baño a los dueños para poder aliviar su urgencia.

El artículo continúa abajo

Aficionados que se encontraban cerca grabaron el momento en el que el holandés ingresa a la caravana y luego sale, sin la parte de arriba del traje que amablemente, el que se supone es dueño del vehículo, le ayudó a ponerse.

Luego de evacuar, el corredor tomó su bicicleta y se reincorporó a la competencia sin mayores dificultades.

A continuación el video: