“Sergio Ramos nunca ha incumplido la normativa”, reza el primer punto del comunicado difundido por el Real Madrid como respuesta a lo publicado este viernes en referencia a su capitán.

“Uefa solicitó información puntual y cerró el asunto referido inmediatamente, como es habitual en estos casos, tras la verificación de los propios expertos de la agencia mundial antidopaje, AMA, y de la propia Uefa”, añade en un segundo punto.

“Sobre el resto del contenido de la mencionada publicación, el club no se pronuncia ante la evidencia de lo insustancial de la misma”, sentencia.

Más tarde, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) también confirmó, a través de una carta, la correcta actuación de la Uefa en el control de dopaje realizado al defensa del Real Madrid tras la final de la Liga de Campeones de 2017 en el que el club no informó sobre una sustancia detectada en el mismo.

El artículo continúa abajo

El documento del director general de la AMA constató a la Uefa que había “actuado de acuerdo a las directrices”, después de que en la muestra de Ramos se detectaran trazas de Dexametasona, una sustancia que no es ilegal, aunque debe informarse de su uso, algo que no se había hecho.

El que el equipo médico del Real Madrid asumió la “responsabilidad” y la Uefa consideró válida la respuesta de los médicos.

A consulta de EFE, la Uefa rechazó “enérgica y categóricamente las acusaciones infundadas de que ha ocultado resultados positivos de dopaje”, ya que “todos los controles de la Uefa se realizan en completa conformidad con el Código de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA)”.