1. River Plate jugó 7 partidos de la Copa Libertadores con Bruno Zuculini, jugador que debía 2 fechas de suspensión desde el 2013. Nadie se percató de la infracción hasta que los mismos medios argentinos dieron a conocer la novedad.

De inmediato, los clubes que enfrentaron al equipo de la banda cruzada, entre los que se encontraba Independiente Santa Fe, hicieron el reclamo y pidieron una sanción para el club argentino, pero la solicitud llegó mucho después de las 24 horas siguientes a los partidos, razón por la que River pudo continuar en competencia.

Santa Fe vs. River

Artículo relacionado

Santa Fe irá “hasta las últimas consecuencias” a la Conmebol por el caso de Zuculini

  1. El papelón de la Conmebol en el caso de Bruno Zuculini no fue solo por no ejercer una sanción sobre el club, sino porque en cierta parte la culpa de la infracción de River tuvo que ver con una información errónea que dio la Confederación a ese club.

Con un documento, River Plate probó que cuando preguntó a la Conmebol qué jugadores estaban suspendidos para la Libertadores la entidad respondió solo con el nombre de Ignacio Fernández.

  1. A ese asunto se le suma la polémica que hubo en los partidos entre Boca Juniors y Libertad de Paraguay. El conjunto argentino jugó con Ramón Ábila, jugador que estaba inhabilitado y que incluso marcó gol.

Ya que no existía certeza de la infracción del equipo ‘xeneize’, Libertad pidió a la Conmebol que aclarara el asunto, por lo que la Confederación confirmó que Ábila debía una fecha de suspensión. No obstante, igual que en el caso de River, el reclamó de Libertad llegó tarde y el conjunto argentino siguió en el torneo.

  1. El mismo caso se presentó en el conjunto Santos de Brasil, que alineó indebidamente al jugador Carlos Sánchez ante Independiente de Avellaneda, en el partido de ida. No obstante, el conjunto argentino se percató de la infracción (a tiempo), reclamó y la Conmebol falló a favor.

El juego había quedado 2-0 a favor de los brasileños, pero como sanción la Confederación sudamericana determinó un 3-0 para los argentinos, resultado que Santos no pudo revertir en casa y terminó eliminado del campeonato.

  1. Precisamente, esa decisión desató la furia en los hinchas del equipo brasileño, que cerca del final del juego de vuelta lanzaron petardos al campo de juego y terminaron en una batalla campal contra la policía.

  1. El primer partido de la gran final se vio empañado por el clima que obligó a aplazar el juego, ya que la Bombonera no estaba en condiciones para que rodara el balón. No obstante, si bien la Conmebol no puede controlar las condiciones climáticas sí era su responsabilidad tomar una decisión con prontitud, pues además de que algunos hinchas ya estaban en el estadio, muchos otros estaban en la incertidumbre para dirigirse o no al escenario deportivo.

  1. Pero sin duda, el peor episodio de esta edición del torneo más prestigioso del fútbol sudamericano, y que tal vez sea insuperable, se produjo a causa de la agresión de hinchas de River al bus de Boca que dejó varios jugadores heridos. La Conmebol decretó aplazar el partido algunas horas, mientras los futbolistas afectados se recuperaban.

Horas después, y ante la negativa de ambos clubes de disputar la final tras el infortunado suceso, la Confederación sudamericana postergó el partido para este domingo.

Sin embargo, varios aficionados que este domingo ya estaban en el estadio Monumental a la espera del inicio del encuentro, se tuvieron que devolver a sus casas luego de que el presidente de la Conmebol anunciara la postergación indefinida del partido.

Colombiano que viajó para ver la final de Libertadores

Artículo relacionado

Infortunado colombiano viajó solo para la final River-Boca y le toca devolverse sin verla

Estos hechos han hecho de la Copa Libertadores 2018 un torneo inolvidable aunque por razones no tan gratas.

Aún hay expectativa por lo que sucederá para definir el campeón.