El pinchazo que sufrió Nairo no tuvo consecuencias graves para el boyacense ya que su compañero Andrey Amador le cedió rápidamente una rueda para que reemplazara la afectada y este mismo lo acompañó para regresarlo al pelotón de los favoritos.

Minutos después del pinchazo, Quintana volvió a parar en la carretera para ajustar la rueda nueva y su compañero Daniele Bennati hizo posible el contacto rápido con el pelotón.

La de hoy es la última gran oportunidad que tienen Nairo y los demás favoritos del Tour de Francia para recortarle tiempo importante a los líderes del equipo Sky: Geraint Thomas y Christopher Froome.