El acuerdo estaba pendiente del visto bueno de la Hacienda española, organismo que denunció a Ronaldo y cuyos responsables han cambiado recientemente como consecuencia del relevo en el Gobierno central.

Las acusaciones imputaban a Cristiano Ronaldo 4 delitos contra la Hacienda Pública, cometidos entre 2011 y 2014 y que suponen un fraude tributario de 14.768.897 euros. Las cuotas supuestamente defraudadas son de 1,39 millones en 2011, 1,66 en 2012, 3,20 en 2013 y de 8,5 en 2014.

El acuerdo final por la vía penal rebaja ese importe defraudado a 5,7 millones de euros, pero el importe total que ha de pagar, sumando la multa y los intereses, llega casi a los 19 millones. También pagará las costas de la Abogacía del Estado en el proceso, según las fuentes consultadas.

El artículo continúa abajo

Entre Hacienda y la Fiscalía existe aún una discrepancia de criterio respecto a la sustitución de la condena penal por una multa, pues la Agencia Tributaria rechaza ese cambio, es decir, desea la condena a 2 años de prisión, de modo que, aunque no entre a la cárcel, cuente con antecedentes y no pueda reincidir en ese tiempo.

Con información de EFE