Las imágenes muestran al jugador brasileño bajando de un carro y caminando en muletas debido a la fractura que días atrás sufrió en el quinto metatarsiano.

En ese momento le preguntaron si quería volver al Barcelona y si había hablado con los jugadores de ese equipo, pero no contestó y siguió derecho.

El artículo continúa abajo

Pero cuando le indagaron sobre si era verdad que había llamado al ‘Barça’ para volver fue cuando desató su furia con un contundente:

“No me toquen los cojones”, respondió.

A continuación, el incidente completo: