Pese a la sufrida derrota, Jessica Paola Caicedo le dio una alegría al país al ganar la primera medalla en la historia de los mundiales femeninos de boxeo. Los jueces dieron como ganadora a Wang con un contundente 5-0 en las tarjetas.

De todas formas, la púgil nacida en Palmira (Valle del Cauca), de 24 años, se pasó las dos primeras rondas tratando de esquivar sin mucho éxito los ‘jabs’ y ‘clinchings’ de la china, de 21, pero remontó en el último minuto del último asalto con buenos contactos.

Al finalizar el combate, Caicedo, de rojo, levantó los brazos y mientras espera los resultados en el medio del ring se santiguó, pero no pudo evitar cinco tarjetas 28-29 por parte de todos los jueces.

Caicedo, habitual competidora en el peso medio (-75 kg), subió de división para competir en estos campeonatos en -81 kilos y probarse ante boxeadoras de gran potencia, con los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 como objetivo.

El artículo continúa abajo

La colombiana forma parte desde 2013 de la selección colombiana que dirige Rafael Iznaga.

En la categoría de -75 kilos fue este año subcampeona de los Juegos Suramericanos en Cochabamba (Bolivia) y de los Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla (Colombia), éxitos que prolongaron los logrados en 2017 con su victoria en los Juegos Bolivarianos de Santa Marta (Colombia) y en el panamericano femenino de boxeo en Tegucigalpa, en este caso en -81 kilos, como en estos Mundiales de Nueva Delhi.

Wang es, a sus 21 años, la púgil más prometedora de su país, campeona nacional esta misma temporada, aunque su experiencia internacional es aún escasa.