En la noche del viernes, un grupo de ladrones se metieron a la sede del Atlético Bucaramanga provocando daños materiales y físicos en este lugar en el que estaban los jugadores del equipo profesional.

El arquero del equipo, Juan Camilo Chaverra, fue uno de los que expuso el hecho en redes sociales y aunque llamó a la calma, sacó su voz de líder para pedir que los respeten.

En su cuenta de Twitter, el guardameta que ya es un jugador importante de la institución expresó: “Unos hinchas desadaptados y delincuentes acaban de meterse a nuestra sede a agredirnos y a robarnos nuestras pertenencia“.

Aunque Chaverra aclaro que “esto no son hinchas si no unos delincuentes”, sí pidió que, en caso de estar en desacuerdo con la gestión o tener alguna inconformidad las puertas al diálogo siempre están abiertas. “Nosotros como jugador siempre vamos a estar dispuestos a escucharlos, siempre y cuando lleguen con respeto y no cómo lo hicieron esta noche”.

Posteriormente, Chaverra publicó una imagen de los vidrios rotos y las lesiones que provocaron estos vándalos.

Lee También

Cómo fue robo a jugadores del Atlético Bucaramanga en la sede

En Barlovento, en Piedecuesta, es donde está la sede del equipo y allí pasan el tiempo los jugadores del equipo mientras que realizan la pretemporada.

Vanguardia explicó que los testigos aseguraron que, sobre las 8:00 p.m., unas personas llegaron en motocicletas, saltaron el alambrado y se metieron a las instalaciones del equipo.

“Amordazaron al vigilante y se metieron”, contó Juan Camilo Chaverra en Caracol Radio, aunque aclaró que solamente entraron “a una de las torres” del lugar, razón por la que otros futbolistas no fueron afectados.

Ya cuando estaban adentro del lugar empezaron a increpar a los futbolistas que se encontraron por allí, rompieron vidrios y robaron algunas pertenencias de los jugadores porque accedieron hasta las habitaciones y hubo “agresiones físicas”, dijo el arquero, contra algunos deportistas.

Aunque Chaverra no quiso mencionar quienes fueron los lesionados, Vanguardia sí reveló que David Gómez y Rodin Quiñones, ambos futbolistas, fueron los agredidos por estos delincuentes, a quienes ya están identificando a través del sistema de seguridad privada del lugar al que ya tienen acceso las autoridades.

Esta es la primera vez que atacan a los jugadores, aunque hace un mes las oficinas del club, que sí quedan en la capital de Santander, fueron vandalizadas.