Los dirigentes suramericanos involucrados en el escándalo de corrupción de la Conmebol eran denominados con marcas de carros, aseguró en su testimonio ante un tribunal de Brooklyn, Estados Unidos, Santiago Peña, empleado de la empresa Full Play, cuyos dueños están implicados en dicho proceso, informó el diario Clarín de Argentina haciendo referencia a los argentinos Hugo y Mariano Jinkis.

Peña, encargado de llevar el registro del pago de sobornos a los directivos de las diferentes federaciones, reseñó el listado de sobrenombres con el que se identificaba a cada presidente, es así como Carlos Chávez, de Bolivia, era conocido como ‘Volkswagen’; Rafael Esquivel, de Venezuela, era ‘Benz’; Luis Chiriboga, de Ecuador, ‘Toyota’; Juan Ángel Napout, de Paraguay, ‘Honda’; Manuel Burga, de Perú, ‘Fiat’; Sergio Jadue, de Chile, ‘KIA’; y José Luis Meiszner, colaborador del fallecido Julio Grondona, de Argentina, ‘Peugeot’.

Particularmente, ‘Flemic’, apelativo de Luis Bedoya, no hace alusión a una marca como tal.

El artículo continúa abajo

Santiago Peña hizo esta declaración en medio del juicio que afrontan Burga, Napout y José María Mari, expresidente de la CBF, Confederación Brasileña de Fútbol; los 2 primeros señalados por Peña de recibir las coimas en cuestión.