La deportista, actualmente asilada en Dinamarca, acusó en entrevista con el diario El Mundo de España al dirigente Keramuddin Keram, suspendido por la Fifa desde diciembre de 2018 y exgobernador de una provincia afgana durante el régimen talibán.

“Algunos integrantes de la Federación comenzaron a abusar de nuestras jugadoras. Nos quejamos, profundizamos y yo empecé mi propia investigación”, indicó inicialmente.

“Encontré que el autor de esa violencia era el presidente. Tiene una habitación secreta en su oficina donde mete a las niñas de 14 y 15 años de edad. Y allí las viola y después las suelta”, precisó.

Este escándalo fue destapado en un principio por el periódco The Guardian y en él están involucrados 4 sujetos más, incluidos algunos entrenadores, cuyos sueldos fueron suspendidos por la Fiscalía de Afganistán debido a los señalamientos.

Khalida Popal entregó su testimonio en Barcelona, España, donde fue invitada a un congreso de Unicef y de la Fundación del Barcelona, evento en el que fue contactada por El Mundo.