El menor de los dos hijos de Lionel Messi se mostró bastante inquieto desde uno de los palcos del estadio Maracaná, en el que se jugó el segundo partido de los cuartos de final de la Copa América.

En un momento de la previa del encuentro, la transmisión televisiva enfocó a Mateo Messi corriendo por los asientos del estadio, mientras que Thiago, el mayor de los dos, estaba juicioso en su ubicación.

Hincha brasileño

Artículo relacionado

Argentinos hacen vaca para boleta de brasileño hincha de Argentina y él se ataca a llorar

En ese instante, un salto de Mateo en uno de las sillas hizo que Thiago se machucara una mano. La reacción del mayor de los hijos de Messi era obvio: el dolor lo hizo llorar a más no poder y pegar un grito de enojo. Este es el video de la particular situación: