En su artículo titulado Un brujo en el camarín de la Roja’, el medio explica que Caicedo tiene como misión “limpiar las malas vibraciones y cargar de energía positiva cada recinto donde juega Chile”.

El periódico aclaró que Rueda y Caicedo trabajaron en llave en 2016, cuando estuvieron en Atlético Nacional, club que en ese año se consagró campeón de la Copa Libertadores.

Caicedo, de 61 años de edad y experto en sanación pránica, es el “cuidador mental de la selección chilena, ayuda sicológicamente a los futbolistas y fue vinculado por Rueda para recomponer un camarín quebrado”, añadió La Tercera.

El rotativo describió que el sanador llena de energía positiva la cancha antes de los partidos, así como los sectores de las tribunas que ve como críticos o negativos.

“El ‘cafetero’ hace lo mismo con los jugadores. Así va detectando quiénes pueden estar siendo víctimas de la presión, de las redes sociales o de los comentarios externos. Quiénes pueden estar sufriendo en silencio por algún problema personal o por algún roce con un compañero. Luego, conversa con Rueda y atacan el conflicto, buscando cambiar la energía negativa por positiva”, detalló el medio.

Lo cierto es que esta intervención aparentemente está dando resultado si se tiene en cuenta que Chile venció 4-0 a Japón y 2-1 a Ecuador en la Copa América, con lo que el elenco de Rueda pasó a cuartos de final de manera anticipada.