La acción se presentó cuando el partido iba 0-0 y Luis Suárez no pudo definir en un mano a mano con Gabriel Arias, guardameta austral que con el brazo izquierdo desvió el balón hacia el tiro de esquina.

En ese momento, Suárez le pidió al árbitro del compromiso, el brasileño, Raphael Claus, que decretara pena máxima haciendo la seña de mano sin percatarse que el portero es el único jugador que puede agarrar el balón en su propia área.

James Rodríguez

Artículo relacionado

Así quedó el cuadro de cuartos y el camino a la final de la Copa América

El gol del compromiso fue obra de Édinson Cavani, quien definió de cabeza a falta de 10 minutos para el pitazo final, marcador con el que ambos elencos avanzaron a la segunda ronda.

Acá, la particular escena: