Villegas aseguró que sin Neymar, el equipo de Tite, gran favorito para alzar el título en casa, cambia su “fisionomía” tanto en la ofensiva como en defensa, algo que pueden aprovechar.

“Ofensivamente probablemente pierde cierto poder, pero defensivamente ganan, (porque Neymar) puede ser un jugador al que no lo hemos visto marcar mucho. Hoy en día un jugador que no haga la labor defensiva podría generar una posibilidad” para que el rival marque, agregó.

Por su parte, el portero Carlos Lampe aseguró que Brasil tiene suficiente recambio para hacer olvidar la baja de la estrella de Brasil y del PSG, que además enfrenta una acusación por una violación que él niega.

El tridente ofensivo para el juego inaugural de este viernes en Sao Paulo, integrado por Richarlison, Roberto Firmino, y David Neres, es de suficiente peso para preocupar la defensa boliviana, afirmó el exarquero de Boca Juniors de Argentina.

Marcan diferencia, son bastante rápidos. Tenemos que marcarlos de cerca, sabemos que a este tipo de jugadores si les das un metro lo pagas muy caro“, explicó Lampe, uno de los llamados a liderar la nueva camada del fútbol boliviano.

Considerado el combinado más débil de la Copa, Bolivia además se batirá en el Grupo A con Perú y Venezuela.

Bajo las riendas de Villegas, quien asumió el cargo en marzo, los verdes no han ganado: derrotas 2-0 contra la campeona mundial Francia, 1-0 ante Japón y Corea del Sur y un empate 2-2 frente a Nicaragua.

Hemos intentado corregir muchos aspectos inherentes a la parte táctica, algunos a la parte estratégica y otros a la idea futbolística que planteamos darle al equipo“, apuntó el DT.

Ante Brasil “hay que hacer un partido perfecto”, concluyó.