Argentina está obligada a derrotar al campeón asiático para clasificar a los cuartos de final del torneo. Después de perder con Colombia y empatar ante Paraguay, no ganarle a los cataríes le representará a Messi y su país una de las eliminaciones más dolorosas de su carrera profesional.

El astro del Barcelona se niega a retirarse sin ganar un título con su selección, así lo ha manifestado desde que se supo que jugaría esta Copa América de Brasil. Es por eso que, en lo personal, para Messi hay demasiado en juego este domingo, en el partido que se disputará a partir de las 2:00 p.m. hora colombiana.

Messi ha jugado muchos torneos con Argentina a mitad de año, coincidiendo con su cumpleaños, pero nunca fue eliminado cerca de esa celebración. En la mayoría de los casos, las derrotas de su selección en las Copas América o los Mundiales llegaron en los primeros días de julio.

El sufrimiento con su selección del, para muchos, mejor jugador del mundo, ha sido bastante. Perder tres finales consecutivas con Argentina (Mundial 2014, Copa América 2015 y Copa América 2016) frustró tanto a Messi que en la último anunció su retiro del cuadro albiceleste.

Sin embargo, al llegar a la parte final de su carrera y ser el máximo referente de su país, a Messi le dieron ganas de luchar una vez más para alcanzar la gloria con Argentina. La batalla contra Catar coincide con su cumpleaños y el resultado de la misma marcará fuertemente la manera como el ‘10’ reciba la llegada de los 32 años.