Todo sucedió después de una falta de Gary Medel a Lionel Messi, cuando el partido iba 2-0 a favor del elenco albiceleste.

En ese momento, futbolistas de los 2 equipos se empezaron a carear y a decir de todo; a tal punto que el chileno Arturo Vidal le tocó la cara a Paulo Dybala en gesto ofensivo.

Lionel Messi y Gary Medel

Artículo relacionado

A Messi le mostraron (injustamente) la segunda tarjeta roja de toda su carrera profesional

Este acto calentó aún más los ánimos y Messi, capitán argentino, debió calamar a Vidal, compañero suyo en el Barcelona de España.

Al final, el árbitro del partido le mostró tarjeta amarilla a Arturo Vidal, pero minutos después los roces se siguieron produciendo y antes del descanso fueron echados con roja directa en otra acción Messi y el defensa chileno Gary Medel.

En video, la caricia de Vidal:

Acá, Messi calmando a Vidal:

Pantallazo