Bogotá, 1980. Psicóloga con intereses varios o déficit de atención, depende. Otra indignada que busca su propia voz. Estoy pendiente de lo que pasa en política, me gusta el periodismo cultural y no me siento representada por el feminismo mediático que se abraza con lo políticamente correcto y que nos quieren vender ahora.