Blogger muy poco sutil, víctima del estrés, adicto a las masas… de harina, por supuesto.