Este sencillo truco puede ayudarlo a combatir el ‘Jet Lag’

Un estudio de la Universidad de Surrey en Reino Unido explica que el secreto está en cuidar los horarios de alimentación.

Pasajero cansado
Pasajero cansado| Getty Images

Evitar el café y las bebidas alcohólicas antes de dormir ya no es la principal recomendación contra la descompensación horaria. Ahora los médicos aconsejan reajustar el organismo comiendo y no solo durmiendo de acuerdo a la hora local. Crisitina Ruscitto, investigadora y autora del estudio, reveló que tomar el desayuno, el almuerzo y la cena en un horario normal es ideal para lograr que el cuerpo vuelva a poner en marcha su reloj natural.

Pasajero dormido
Pasajero dormido / Getty Images

El reloj central de los seres humanos es el cerebro y responde a la luz, mientras que el reloj del tracto digestivo funciona con comida. Cuando estos ritmos pierden su sincronía, debido a cambios en la rutina de alimentación, sueño o de tiempo de exposición al sol, aparece el famoso ‘Jet Lag’.

Para probar su hipótesis, los investigadores escogieron a sesenta tripulantes que estuvieran trabajando en vuelos donde el cambio de horario fuera al menos de cuatro horas y con una parada de mínimo 48 horas después del aterrizaje, con el fin de vigilar los síntomas del desfase de horario.

Getty Images

A Los participantes del experimento se les prohibió hacer siesta y tomar pastillas para dormir después del aterrizaje y se les dividió en dos grupos. El primero fue instruido para comer en horarios ‘normales’ y libre de elegir cómo organizar sus comidas, siempre y cuando estas hubieran sido planeadas con antelación. Los integrantes del segundo grupo fueron libres de comer como lo harían habitualmente después de un viaje.

Aunque los resultados no mostraron grandes diferencias entre los dos grupos, los participantes que comieron en horarios adecuados reportaron que se sentían significativamente menos afectados por el cambio de horario.

El experimento se basó en los reportes personales de cada participante, pues los investigadores no midieron los tiempos precisos ni revisaron los contenidos de las comidas, sin embargo, los resultados fueron convincentes y cualquier persona que viaje regularmente, o no, puede poner en práctica estos consejos.

Pulzo

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error