¿Sabe por qué esconden la cabeza las tortugas dentro del caparazón?

Siempre se ha pensado que es para defenderse de los depredadores, pero un estudio de biología evolutiva desvirtuaría esta hipótesis.

Tortuga mordedora (Chelydra serpenitina)
| Getty Images

Un análisis de los fósiles de una tortuga prehistórica (Platychelys oberndorferi), que vivió hace 150 millones de años, le dejó ver a los científicos las vértebras cervicales del animal, descubriendo que el movimiento de su cuello era una estrategia de ataque, más que una táctica defensiva.

El estudio realizado por Jérémy Anquetin muestra cómo esta tortuga prehistórica, aunque retraía su cuello hacia el interior de su caparazón, no lo hacía completamente, por lo que según los expertos no ofrecía una ventaja frente a los depredadores.

Gráfico movilidad del cuello de la Platychelys oberndorferi.
Nature / Nature

Por otro lado, el equipo paleontológico, al notar esta característica, comparó los fósiles con las vértebras de dos especies modernas con fisionomía similar: la tortuga matamata (Chelus fimbriata) y la tortuga mordedora (Chelydra serpentina).

Estas especies modernas, analizadas por Anquetin y su equipo, son tortugas carnívoras que se alimentan de peces y pequeños invertebrados. La matamata y la mordedora retraen su cuello dentro del caparazón como táctica de cacería para lanzarlo como si fuera un ariete contra su presa y capturarlas con sus mandíbulas en forma de pinza.

Como explicó la revista del Smithsonian, las tortugas modernas se dividen en dos ramas, de acuerdo con la forma en que esconden su cabeza dentro del caparazón: las ‘pleurodiras’, que lo hacen echándola hacia un lado y metiéndola en un hueco en la pata, y las ‘cryptodiras’ que simplemente la retraen en línea recta.

Según añade el instituto norteamericano, la Platychelys oberndorferi estaba catalogada como ‘pleurodira’, pero los huesos no coincidían con esta característica. Por esto, el estudio de Anquetin mostraría que es una ‘cryptodira’, un ancestro lejano de las especies modernas antes mencionadas.

El portal Gizmodo advierte que, pese a que esta hipótesis sería sólida, aún no es definitiva debido al escaso número de restos fósiles de la tortuga primitiva.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ ctrl.articles[index].author.owner.short_text }]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error