Padres de niña donante escucharon latir de nuevo su corazón... en otro cuerpo

Katelyn Zimmerman, de 14 años, fue atropellada por un conductor ebrio y su órgano le fue trasplantado a otro niño de su misma edad.

 
Facebook: Teamalj"s journey with a new heart

El adolescente Albert Jeffries, de 14 años, nació con miocardiopatía dilatada, una afección en la cual el corazón resulta debilitado y dilatado, lo que le impide bombear suficiente sangre al resto del cuerpo, informó Medlineplus.

La abuela de Katelyn encontró la historia del pequeño publicada en la cuenta de Facebook de su madre y decidió convocar una reunión en la que conocieron al pequeño portador del corazón de su hija, retomó Cosmopolitan.

Una vez reunidos, las dos familias expresaron, entre lágrimas, sus palabras de agradecimiento las unas a las otras.

Luego, los padres de la donante escucharon a través de un estetoscopio los latidos del corazón.

“Él podrá hacer todo lo que Katelyn no, vivir, hacer cosas de niños”, dijo Shawn, padre de la pequeña, que dijo también que su otro hijo Dylan también perdió la vida en el accidente.

Por su lado, la madre les hizo saber lo agradecida que está por haber tomado la difícil decisión.

No podíamos dejar de llorar. No podíamos dejar de abrazarnos. No podíamos dejar de darles las gracias por todo. Un ‘gracias’ no es suficiente, no es suficiente para lo que hicieron por nuestra familia”.

Antes de recibir el trasplante, el pequeño vivió gran parte de su vida en el hospital, pero ahora se encuentra más sano y lleno de vida que nunca.

El momento quedó registrado en un emotivo video publicado en una página de Facebook creada especialmente para contar su historia y mostrar algunos fragmentos de su nueva vida.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: