Niña de 4 años cambió la vida de anciano solitario

Fue con su mamá a comprar pasteles de cumpleaños y terminó alegrando una vida.

 
Norah y Dan
Norah cambió la vida de Dan, un solitario anciano. / Captura de pantalla de Facebook @TaraWoodWriter

Todo empezó con una simple conversación en un supermercado en Augusta, Estados Unidos, indicó Semana. La pequeña Norah, que siente un afecto especial por las personas mayores, le gritó a un anciano desde el carrito de compras “¡hola, persona anciana! ¡hoy es mi cumpleaños!”.

Tara Wood, la madre de Norah, se sintió muy avergonzada y se acercó al hombre para pedirle disculpas, sin embargo, el hombre no estaba enojado y se sintió muy emocionado al ver que era él a quien le hablaban. Con la cara iluminada, el anciano le preguntó: “hola, pequeña dama, ¿cuántos años cumples?”.

Norah hablando con Dan.
Norah hablando con Dan. / Captura de pantalla de Facebook

Norah y el hombre tuvieron una pequeña conversación y luego se despidieron. Continuaron haciendo las compras y, unos minutos después, la niña le preguntó a su mamá si podía tomarse una foto con el anciano. “Sabía que no podía haber ido muy lejos, por eso nos devolvimos y lo buscamos hasta que lo encontramos”.

El anciano quedó sorprendido cuando Tara le explicó que Norah quería tomarse una foto con él y con mucha alegría aceptó. “Me llamo Dan”, dijo el hombre y se abrazaron como si fueran viejos amigos.

Agradecieron al señor Dan por tomarse el tiempo de compartir con ellas, sin embargo, a Dan se le aguaron los ojos y dijo: “no, gracias a ustedes. Este ha sido el mejor día que he tenido en mucho tiempo. Me hiciste muy feliz, señorita Norah”.

Abrazo de despedida de Norah y Dan.
Abrazo de despedida de Norah y Dan. / Captura de pantalla de Facebook

Más noticias

Tara compartió la historia en Facebook y, sin pensarlo, se volvió viral rápidamente. Una de las personas que vio la publicación conocía al hombre y le contó a Tara que la esposa de Dan había muerto recientemente y que estaba muy triste y solo.

Norah y su madre decidieron contactar a Dan e ir a visitarlo. Dan había preparado pasteles y comprado crayolas para que Norah hiciera dibujos, que luego pegó en su nevera. Se puso un traje más formal y además tenía un nuevo corte de pelo.

Dan cortó una rosa de su jardín y se la dio a Norah como agradecimiento. La niña la guardó en una bolsa de plástico y ahora duerme todas las noches con ella bajo la almohada. Tara y Norah visitan a Dan frecuentemente y él confesó que gracias a la niña pudo volver a dormir, pues sufría de insomnio desde que su esposa murió.

Ahora Dan es como parte de la familia y va a todas las fiestas familiares, incluso celebraron juntos el pasado ‘Halloween’.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: