5 consejos para cuidar la zona íntima femenina

Requiere una atención especial, pues es muy propensa a adquirir infecciones.

Ropa interior femenina
| IStock

La higiene inadecuada, la depilación e incluso los elementos que se utilizan durante el periodo menstrual son factores que pueden alterar la buena salud de esta zona del cuerpo; por eso es necesario seguir algunas recomendaciones.

La mejor manera para mantener la buena salud de la zona íntima femenina es “aseándose de forma correcta y solo usando tanto cremas como medicamentos recomendados por el médico”, asegura la médica ginecoobstreta Adriana Ramírez, en un boletín de Colsánitas.

Además, es importante ir al médico cuando sienta que algo no es normal o tenga alguna inquietud sobre su salud íntima.

El artículo continúa abajo

Para evitar confusiones, ante la abundante información que circula en Internet y el bombardeo de productos de aseo que pueden ser contraproducentes, la doctora recomienda:

1. Aseo

La zona íntima debe limpiarse siempre de adelante hacia atrás. Deben limpiarse todas sus estructuras, con agua, y jabón solo en el exterior.

2. Jabones

Si se trata de un jabón en barra, debe ser personal. Se deben evitar los jabones perfumados, ya que pueden afectar el pH de la zona, que debe ser ácido para evitar infecciones. Debe retirarse siempre con abundante agua.

3. Luego de entrar al baño

La limpieza siempre debe hacerse de adelante hacia atrás, con el fin de evitar que la vagina se contamine con materia fecal. Es importante que las niñas aprendan que la limpieza siempre debe hacerse de esta manera.

4. Durante la menstruación

Las toallas higiénicas y los tampones no deben tenerse puestos por más de cuatro horas. En el caso de la copa menstrual, debe lavarse después de cada uso. El uso de protectores debe ser máximo de dos o tres días después del periodo menstrual.

En caso de presentar flujo excesivo, hay que consultar al médico.

5. Visitar al ginecólogo

Algunos de los síntomas para pedir una consulta con el experto pueden ser: flujo abundante, mal olor, flujo verdoso o de apariencia normal, ardor al orinar, dolor al tener relaciones sexuales y flujo menstrual de mal olor, que podrían indicar la presencia de una infección. Es importante no utilizar remedios caseros ni productos que no hayan sido recetados por el médico.

Otros factores para tener en cuenta:

  • La depilación completa de la zona íntima femenina debe evitarse, ya que el vello púbico funciona como protector contra bacterias y además controla la temperatura.
  • Utilice ropa interior de algodón, pues al ser una fibra natural, permite que la zona íntima ‘respire’, y así evitar un aumento de temperatura, que favorece la aparición de infecciones producidas por hongos.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error