Malos hábitos alimentarios vinculados a 400.000 muertes anuales en EE.UU.

El problema es que en ese país se consume demasiada comida salada, grasosa y azucarada, e insuficientes frutas, verduras y granos enteros.

Hombre comiendo
Foto ilustrativa | AFP

La cifra y el diagnóstico lo dieron, este jueves, expertos en una reunión de la American Heart Association, en Portland, Oregón.

“El bajo consumo de alimentos saludables como frutos secos, verduras, granos enteros y frutas, combinado con una mayor ingesta de componentes poco saludables en la dieta, como la sal y las grasas trans, es un factor importante en las muertes por enfermedades cardiovasculares en Estados Unidos”, dijo el autor principal del estudio, Ashkan Afshin, profesor asistente de salud global del Instituto de Mediciones y Evaluación de Salud en la Universidad de Washington.

Las grasas trans paulatinamente se han ido eliminando, pero todavía pueden encontrarse en margarinas, galletas, helados y otros alimentos procesados.

Si los estadounidenses cambiaran sus hábitos alimentarios, se podrían salvar muchas vidas, dijo Afshin.

“Nuestros resultados muestran que casi la mitad de las muertes por enfermedades cardiovasculares en Estados Unidos pueden prevenirse mejorando la dieta”.

El estudio se apoyó en datos de diversas fuentes que se remontan a la década de 1990, entre ellas, la Encuesta Nacional de Evaluaciones de Salud y Nutrición y de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Más de 600.000 personas mueren anualmente debido a enfermedades del corazón, lo que equivale a una de cada cuatro muertes en Estados Unidos.

El tabaquismo, la obesidad, la dieta, la falta de ejercicio y factores hereditarios pueden contribuir a la probabilidad de una persona de desarrollar enfermedad cardíaca.

Al examinar los datos sobre las muertes por razones cardiovasculares en Estados Unidos en 2015, los investigadores encontraron que las elecciones dietéticas incidieron en las muertes de un estimado de 222.100 hombres y 193.400 mujeres.

Los expertos de la American Heart Association alentaron a las personas a mantener una dieta rica en frutas, verduras, frutos secos, legumbres, productos lácteos bajos en grasa, pescado y aves de corral.

La gente debe evitar o limitar su ingesta de grasa o carnes rojas procesadas, refrescos, sal y grasas saturadas y trans.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ ctrl.articles[index].author.owner.short_text }]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error