Baker conocía a la amante de su marido y se enfureció cuando abrió el chat que sostenían y encontró que ella le preguntaba a él por el nombre de sus hijos, al mismo tiempo que le enviaba fotos de ella desnuda desde la bañera, reseña La República de Perú.

En un acto de rabia, Baker tomó el celular de su esposo y decidió enviarle a la jefe una foto de la espalda de ella, donde tenía tatuados los nombres de sus hijos, desde la bañera. Sin embargo, eso no fue todo y su venganza adquirió viralidad.

El artículo continúa abajo

Baker decidió hacer pública la situación en la fanpage de Facebook de la cadena de comidas rápidas en la que trabaja su esposo. Allí, la despechada esposa escribió: “¿Es apropiado que su gerente esté mandando fotos de ella en la ducha a un hombre casado? Atentamente, la esposa”.

La República Perú

La publicación de la australiana se hizo viral en pocas horas y la infidelidad de su esposo adquirió relevancia nacional e internacional. Producto de lo sucedido, la gerente fue despedida de la cadena de comidas rápidas.