Así que en su hogar, en Northampton, Pennsylvania (EE. UU.), este martes, el hombre simuló un paseo en montaña rusa.

Peoro puso a su hija, Autumn, en un contenedor de plástico, y un video de la atracción mecánica en el televisor.

Durante casi 2 minutos, alzó el recipiente y lo movió en diferentes direcciones, acorde al desplazamiento de la montaña rusa, para que su pequeña sintiera que estaba en la máquina.

El artículo continúa abajo

Su idea fue todo un éxito, pues la menor se rio durante la experiencia.

El hombre registró la adorable escena en un video que divulgó en su canal de YouTube, ‘KentuckyFriedIdiot’. Para verlo, ingrese a la nota de Mashable.

La grabación no solo se viralizó, sino que conmovió a muchas personas. Algunas hasta animaron a Peoro a recaudar dinero, mediante una campaña en internet, que le permita llevar a su hija a Disney.

A él le pareció buena la idea y la puso en práctica en la plataforma GoFundMe. Espera recolectar 3.000 dólares (unos 9 millones 200 mil pesos), y ya se acerca a los 1.100.