Luego de que su hermana mayor, Elona, de acuerdo con Mashable, le chocara la mano con una de mentiras, parecida a la de un monstruo, el niño, que estaba dentro de un carrito de mercado, se alejó de ella, atemorizado, y gritó: “¡Mier.., mier…, mier…!”.

Enseguida, una mujer, que sería su madre, le tapó la boca para que dejara de maldecir.

Después, la joven volvió a mostrarle la mano falsa, y el menor se asustó de nuevo.

El artículo continúa abajo

En Twitter, Elona publicó la escena con el mensaje: “Me puse una mano falsa de Halloween en la manga, y le dije ‘choca esos cinco'”.

La reacción de Sam no solo se viralizó, sino que hizo reír a muchas personas.

“Literalmente, vi esto diez veces. No puedo parar de reírme”.

“Este es el mejor video del año”.

“Estoy llorando (de la risa)”.