Como se ve en un video publicado en Instagram, el japonés se sumergió por completo y salió rápidamente para volverse a meter a la camioneta. Esto lo hizo ante la mirada de varios hombres con cámaras y micrófonos, y muy bien abrigados.

De acuerdo con Daily Mail, el turista estaba en un viaje organizado por la compañía Satal Tours, que realiza expediciones al aire libre.

El artículo continúa abajo

El diario indicó que la región donde se registró el video es la más fría del mundo, por lo cual está inhabitada.