Una cámara de seguridad instalada al interior del bus registró la forma en que los pasajeros se sacudieron debido al impacto. Aquellos que no llevaban el cinturón de seguridad salieron disparados de sus asientos, mientras que los demás se mantuvieron en sus lugares.

El artículo continúa abajo

De acuerdo con la descripción del video, publicado en YouTube, todos los ocupantes resultaron ilesos, a excepción de una mujer que sufrió heridas leves.

Las imágenes se registraron el pasado primero de octubre y ya tienen más de 152.000 reproducciones.