Samsung ganará dinero con las ventas de su rival porque es nada más y nada menos que el fabricante de las pantallas OLED que están integradas en los iPhones X.

Sobre la suma de dinero que logrará, la firma The Investor realizó un análisis en el que estima que Samsung vendería entre 180 y 200 millones de pantallas, esto se traduciría en ingresos entre los US$ 19,8 mil millones y los US$ 22 mil millones.

El artículo continúa abajo

Los datos son llamativos si se tiene en cuenta que estas ganancias son equivalentes a vender alrededor de 23 millones de Galaxy Note 8, el buque insignia que lanzó Samsung para competir en el mercado en esta última parte del año y comienzos de 2018.

Según la gente de Wayerless, estas ganancias serán extraordinarias para el gigante de Corea del Sur. Sin embargo, en 2018 no sería igual porque Apple tendría planes de buscar otros proveedores para futuros modelos.