Opinión

Ariel Peña

En la actualidad soy columnista de Minuto30, el Espacio, Debate, Periodismo sin Fronteras y el Centro de Pensamiento Primero Colombia

El totalitarismo y la sociedad del conocimiento

A la izquierda latinoamericana y su socialismo del siglo XXl, le debería dar vergüenza desgañitarse denunciando el neoliberalismo.

Es indiscutible que el totalitarismo que encarna el marxismo-leninismo, y que busca tener en Latinoamérica su agencia de atraso, estulticia, violencia y opresión con el socialismo del siglo XXI o castrochavismo, ha conseguido en la región montar regímenes oprobiosos que aplastan la libertad y democracia para crear dictaduras sempiternas, que envilecen absolutamente al ciudadano y desconocen que la humanidad entró en lo que se denomina como la Sociedad del Conocimiento, que libera a las personas del oscurantismo totalitario.

Peter Drucker (1909-2005) acuñó el termino Sociedad del Conocimiento para referirse a la innovación de la información y las comunicaciones, que modifican la actitud de la sociedad de manera notoria. Situación vivida en las últimas décadas por parte de la humanidad con el Internet y las redes sociales, especialmente, pero sin embargo toda esa información en la mayoría de los casos podría llevar a lo que Jean Francois Revel denominó el ‘Conocimiento Inútil’.

Por ello, para que el conocimiento sea acendrado deben haber cuatro pilares básicos: 1) información verídica, 2) análisis, 3) práctica, 4) objetivos; porque de lo contrario sería similar a lo que se llama coloquialmente “saber por saber”.

Entonces frente al torrente de información lo mejor que pueden hacer las personas y las organizaciones es procesarla y discernirla, para que no vaya a caer en una especie de caneca en donde no representa ninguna utilidad.

Las dictaduras marxistas-leninistas de Cuba, Norcorea, Vietnam, China y por ese camino va Venezuela, controlan el Internet en esas naciones, con lo cual buscan que la población este adocenada y enajenada por parte de las camarillas de dichos regímenes al “informe oficial”.

El artículo continúa abajo

Pero contrario a esa postura desde el punto humano y democrático no importa que la información fluya, lo interesante es que la aplicación práctica lleve a mejorar el desarrollo social y económico de los pueblos.

El neoliberalismo al que le achacan algunos, la aparición de la Sociedad del Conocimiento, no tiene que ver con esta revolución técnica, ya que como lo hemos dicho en otras oportunidades, la creación del neoliberalismo fue el producto de un contubernio, entre el partido comunista chino con las grandes transnacionales respaldadas por el capital financiero internacional hace 40 años, para superexplotar a los trabajadores de ese país asiático, y repartiesen la plusvalía, montando en la mayoría de naciones un esquema laboral basado en la flexibilización y tercerización.

Complementándose el neoliberalismo con la receta del Consenso de Washington (1989) que es una alianza entre el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Departamento del Tesoro de EE. UU., para garantizar el pago de los créditos que se le otorgan a los países, con medidas como: disciplina fiscal, reducción del gasto público, reforma tributaria, liberación del comercio (TLC), privatización de empresas estatales y seguridad jurídica, entre otros.

Lo anterior significa que a la llamada izquierda latinoamericana, especialmente la matriculada en el socialismo del siglo XXl, le debería dar vergüenza desgañitarse denunciando al neoliberalismo, porque el surgimiento del mismo es producto del marxismo a través de la camarilla comunista china, por ello dentro de la Sociedad del Conocimiento, el comunismo totalitario como padre de la mentira, no tiene cabida, pues su anacronismo conceptual e ideológico ha sido superado por la historia, que hoy por hoy demuestra que dogmas como el de la lucha de clases y el materialismo histórico son un desquiciamiento.

La practica en la Sociedad del Conocimiento se debe de dar de manera ética, evitando la manipulación de la información, para que juegue un papel esencial en las actividades sociales, culturales, políticas y económicas; por ello la conexidad es de capital importancia, para no caer en la discriminación en las aéreas del conocimiento humano, pues las oportunidades deben involucrar a todas las personas, creando redes de apoyo en busca de las transformaciones necesarias para una mejor calidad de vida.

Reconociendo que con la aparición del Internet se da una revolución científica técnica, siendo análoga al invento de la imprenta, y desde el punto de vista político y social a la declaración de los derechos del hombre y del ciudadano.

En Colombia, con la revolución científico y técnica en las comunicaciones, también se han roto paradigmas, con la irrupción del Internet, ya que los llamados grandes medios de comunicación según la medición internacional de Alexa han perdido primacía frente a portales de reciente creación; lo anterior se menciona para destacar el significado de la Sociedad del Conocimiento, cuya práctica nos debe de servir para condenar los resabios de ideologías totalitarias como el marxismo, que se ha expresado de manera violenta en Colombia desde hace 53 años con los grupos terroristas de las Farc y el Eln, quienes propiciaron el conflicto político-militar para la toma del poder, porque el comunismo totalitario representa la esclavitud.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ ctrl.articles[index].author.owner.short_text }]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error