Ariel Peña
Opinión de Ariel Peña

En  la actualidad soy columnista de Minuto30, el Espacio, Debate, Periodismo sin Fronteras, Centro de Pensamiento Primero Colombia y colaboro desde hace 13 años con El Tiempo en el Foro. También he escrito para El Catolicismo, el Nuevo Herald, La Jornada de Mexico, el País de España, el Periodico y Extra, entre otros,  además soy autor del libro “Democracia y Fetichismo”.

Sindicalismo latinoamericano denuncia al régimen e Maduro

Como fiel seguidor del tirano de Fidel Castro, intenta “radicalizar la revolución” acabando con el sindicalismo libre y democrático.

 
Nicolás Maduro
AFP

Nicolás Maduro quien desgraciadamente es el presidente de la hermana república de Venezuela, y que para completar aparece como garante de las negociaciones de La Habana entre el gobierno colombiano y las Farc, es un predador de las libertades sindicales, contando con la complicidad en la región de los regímenes del socialismo del siglo XXl y el esquirolaje comunista, expresado con centrales que no representan nada, pero que hacen el trabajo de zapa respaldando a la camarilla chavista.

Sin embargo demostrando la dignidad del movimiento sindical continental, la Corriente Alternativa Democrática, que surgió el pasado mes de abril en Sao Pablo-Brasil y que en la actualidad está conformada por más de 20 confederaciones nacionales, ha denunciado al oprobioso gobierno de Maduro, solicitando la participación activa de las organizaciones para superar la crisis social, política y económica de Venezuela. Recordando que ni en las peores dictaduras en Latinoamérica un país ha vivido tantas violaciones de los derechos humanos y de las libertades sociales y sindicales, llevando a los ciudadanos de ese país a un estado de postración infame.

Por ello las más de 20 organizaciones nacionales sindicales de las Américas y del Caribe que conforman la Alternativa Democrática, demandan la solidaridad de los pueblos del mundo para presionar la salida política a la crisis, ya que en Venezuela hay una ausencia total de la libertad sindical, por estar en manos de un abyecto régimen totalitario, que ha llevado a la cárcel a varios dirigentes sindicales, demostrándose que la secta marxista leninista es enemiga de los trabajadores, así use el remoquete de bolivarianismo, para camuflar sus torvos planes.

Con ocasión de la 105 conferencia de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) que se realiza anualmente en Ginebra-Suiza en el mes de junio, la CGT (Confederación General del Trabajo) de Colombia junto a la CTV (Confederación de Trabajadores de Venezuela) y la UNT (Unión Nacional de Trabajadores de Venezuela) acompañadas por las organizaciones nacionales de la Corriente Alternativa denunciaron al gobierno de Maduro por perseguir al movimiento sindical, solicitando la Comisión de Encuesta, por las graves violaciones a la libertad sindical y el derecho de los trabajadores a formar sus organizaciones, sin que el Estado tenga que impartir orientaciones ideológicas y/o políticas.

Dicha situación la tendrá que definir el Consejo de Administración de la OIT de acuerdo al artículo 26 de ese organismo.

Los regímenes denominados progresista o del socialismo del siglo XXl como el de Maduro, consideran que los sindicatos son rebaños de los partidos o de los gobiernos, por ello la creación en nuestros países de la Corriente Alternativa Democrática servirá de muro de contención, frente a las intenciones despóticas de castrocomunismo, y así emprender el camino de la liberación del foro de Sao Pablo, hechura siniestra de Fidel Castro y Lula Da Silva en 1990, para someter a la esclavitud política del comunismo totalitario a nuestros pueblos.

Nicolás Maduro como fiel seguidor del tirano de Fidel Castro, intenta “radicalizar la revolución” acabando con el sindicalismo libre y democrático, para conservar únicamente su central de bolsillo denominada “central bolivariana socialista de trabajadores y trabajadoras” la cual es un ultraje a la autonomía que deben de tener los sindicatos frente a los gobiernos, tradición aprendida en la primera internacional de los trabajadores en el siglo XlX, en donde fueron repudiados por los obrero los dogmas del señor Karl Marx que eran estatistas burocráticas y embrutecedoras, pero por la estupidez e ignorancia del chavismo después de más de 160 años todavía no se han enterado los seguidores del “comandante” fallecido en el 2013.

El régimen venezolano está cometiendo un crimen de genocidio de acuerdo al Derecho Internacional Humanitario, por condenar al hambre a la población y no permitir que organizaciones internacionales humanitarias le puedan regalar alimentos a los necesitados, de ahí que el repudio del sindicalismo latinoamericano al gobierno de Caracas es una manifestación de solidaridad, en donde la Corriente Alternativa Democrática que hace presencia en la mayoría de las naciones de la región demuestra la justeza de una lucha, que busca que se lleve a cabo en este año el referendo revocatorio en contra de Maduro y del sistema del socialismo del siglo XXl, impuesto por Chávez, el cual es un fracaso estruendoso desde cualquier punto de vista.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: