Opinión

Ariel Peña

En la actualidad soy columnista de Minuto30, el Espacio, Debate, Periodismo sin Fronteras y el Centro de Pensamiento Primero Colombia

Partido Verde, Polo y progresistas, ¿cuándo se desafiliarán del Foro de Sao Paulo?

La corrupción no es patrimonio exclusivo de ningún partido político o movimiento en especial.

La monumental corrupción de la compañía brasileña Odebrecht, que entregó coimas en por lo menos 12 países para lograr obras de infraestructura, no se dio única y exclusivamente por cuestiones de negocios o afán de lucro, porque indudablemente hay un componente político que es el instrumento que permitió semejante desafuero internacional, y ahí está el foro de Sao Pablo, fundado en 1990 por el dictador Fidel Castro de Cuba y Luis Ignacio Lula Da Silva del Brasil; en Colombia pertenecen a esa organización, entre otros, los partidos Alianza Verde, Polo Democrático y el Movimiento Progresistas, los cuales para hacer sus proclamas anticorrupción deben desafiliarse primero de ese comistrajo.

Porque como dice el aforismo: “La mujer del César no solo debe de ser honrada; sino también parecerlo”, en esas condiciones los candidatos presidenciales, Claudia López, Jorge Enrique Robledo y Gustavo Petro, como condición para poderles creer que de manera autentica combaten la corrupción, deberían impulsar la desafiliación de sus colectividades del foro de Sao Pablo que es el fondo y el aval político de los desaguisados de la empresa Odebrecht, que ha contado con la egida de los gobiernos del socialismo del siglo XXl en cabeza de Lula Da Silva y Dilma Rousseff en el Brasil y, que se ha proyectado a una docena de países, esencialmente latinoamericanos para conspirar en contra de la democracia.

No es cierto que el foro de Sao Pablo, maneje el pluralismo ideológico o sea variopinto, porque Fidel Castro en su perversidad diseño ese instrumento para buscar empoderar al marxismo leninismo en la región, como consecuencia de la caída del muro de Berlín, por ello reiteramos lo que dijimos en una anterior columna, que los partidos que están en ese ente, pertenecen a él, por ignorancia suma o picardía extrema, pues indudablemente la doctrina del comunismo totalitario es la madre de ese organismo, y varios dirigentes políticos de los tres partidos colombianos antes acotados, pueden estar honestamente equivocados y lo desconocen.

La corrupción no es patrimonio exclusivo de ningún partido político o movimiento en especial; y con el caso de Odebrecht han sido señalados en los sobornos, funcionarios de organizaciones de variada postura ideológica en espectro político que conocemos en América Latina. Cabe resaltar que la mayoría de esos funcionarios acusados, pertenecen a la cuerda del socialismo del siglo XXl, en donde partidos afiliados al conciliábulo creado por Fidel Castro y Lula Da Silva se encuentran o estaban en el poder.

Las dictaduras comunistas han sido las más corruptas del mundo en el último siglo, ya que en esas naciones dominadas por marxistas leninistas no hay quien controle los desafueros de las camarillas que manejan el Estado.

De Colombia acompañan en el foro de Sao Paulo a los tres partidos anteriormente mencionados, como miembros activos, el Partido Comunista, Marcha Patriótica y la Unión Patriótica, pero no hay que olvidar que los grupos narcomarxistas de las Farc y el Eln, hicieron parte de la fundación de ese esperpento en 1990; y de los últimos 5 grupos referidos que han sido obcecados seguidores del comunismo totalitario, no se puede esperar nada razonable frente al foro de Sao Pablo.

Alianza Verde, El Polo Democrático y Progresistas han tratado de mostrar moderación en algunas ocasiones frente a la democracia liberal, por lo cual para no engañar ni confundir a la ciudadanía es menester que se separen del foro de Sao Paulo, y si hay dirigentes en esos partidos que abrazan los dogmas marxistas-leninistas, pues que lo expresen claramente para no seguir embaucando al pueblo, porque si realmente quieren la democracia, que abjuren del marxismo como lo hizo el PSOE (Partido Socialista Obrero Español) a mediados de la década de los setenta del siglo pasado, para tener credibilidad en las masas.

En Colombia los comunistas totalitarios manejan una frase que denota su carácter irracional y evasivo frente al debate ideológico, cuando han dicho desde hace muchos años que “no hay que hablar de todo, ni responder todo” lo que demuestra a las claras el temor que le tienen a la confrontación doctrinal.

Por lo tanto se debe hacer plena perspicuidad sobre el foro de Sao Paulo, pues no es posible que los amantes de la libertad y democracia se hayan dormido por casi 3 décadas frente a semejante amenaza, que busca esclavizar a nuestras naciones.

La corrupción de Odebrecht ha ido de la mano con el foro de Sao Paulo, entonces para tener autoridad moral y poder impulsar firmatones y campañas en contra de un flagelo que carcome a la institucionalidad, necesariamente, Alianza Verde, Polo Democrático y Movimiento Progresistas se tienen que desprender de la creación infame de Fidel Castro y Lula Da Silva, ya que de lo contrario los dirigentes de esos movimientos no tiene como presentarse éticamente ante el electorado, así algunos de esos directivos gocen de buena prensa y alta publicidad.

En los llamados grandes medios de comunicación, los principales periodistas se quedan en la inmanencia y poco les importa la trascendencia, pues no han sido capaces de hacer mención a la relación política que hay entre Odebrecht y el foro de Sao Pablo.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ ctrl.articles[index].author.owner.short_text }]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error