Opinión

Andrés Piñeros Latorre

Periodista de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, con trayectoria en El Espectador, Radio Melodía, Colprensa, el diario La República y El Periódico de Bogotá.

Operación hotelera, una manera diferente de aprovechar la industria sin chimeneas

Los empresarios del sector se adaptan a las nuevas formas del negocio, más digital y orientado a los jóvenes.

El mundo hotelero tiene mucho de magia. La capacidad de que los huéspedes se sientan como en casa, que a partir de un lugar de descanso los empresarios de todos los lugares del planeta organicen negocios y se acerquen a una ciudad y un país.

Así, en los últimos años, se ha creado una estrategia empresarial que bajo la figura de operación hotelera, administra estos establecimientos utilizando diferentes marcas.

Son siete años, desde que OxoHotel abrió su primer hotel. Hoy, esta firma maneja 13 establecimientos en todo el país y busca llegar a Perú, Ecuador y Costa Rica. En el 2017, la firma abrirá dos hoteles más en Santa Marta y Quibdó; mientras para el 2018 operará cinco más, para así llegar a la mágica cifra de 20 hoteles”,

destaca Juan Carlos Galindo, un empresario colombiano que se ha especializado en este campo y que ha ido aprendiendo el manejo complejo de este negocio.

Sin embargo, las inversiones de la compañía se han enfocado principalmente en el turismo corporativo y en las ciudades de Bogotá, Bucaramanga, y Barranquilla”, afirma el empresario, quien explica que ahora están abriendo sus horizontes hacia nuevos proyectos en Cartagena, con el nuevo Hotel Tcherassi y en la isla de San Andrés, que apuntan al mercado vacacional. Mientras que en la ruta entre Cartagena y Barranquilla se abrirá la operación de un nuevo proyecto. Los números positivos del operador se dan gracias al crecimiento de los huéspedes y a la fidelización de los usuarios.

Por eso, Galindo precisa que Oxohotel no es el nombre de un hotel; sino de una empresa que se dedica a operar estos establecimientos. Es decir, ellos generan una estrategia que va desde la definición de cada uno de estos productos, determinando las características que tendrá cada hotel. Un operador hotelero define, además, el número de las habitaciones que funcionarán, los salones, su diseño arquitectónico, llegando a otros detalles como la construcción de un spa o los amenities. Determinando características como si el hotel será o no de lujo y la tarifa que manejará.

Otro de los aspectos que determina un operador es el tipo de franquicia que manejará, la red de distribución, el sistema de mercadeo, el valor de marca, y si será operado de manera local, o la marca que tendrá.

“No es común que el mismo dueño del hotel sea el operador”, afirma Galindo, quien cuenta con un equipo de 40 personas que manejan, desde las modernas oficinas de la avenida 19 con calle 83, la operación de todos los establecimientos que hacen parte de su compañía.

¿Y entonces cuál es el sentido de un operador hotelero? Esta figura da un valor agregado al negocio, ya que tiene mayor conocimiento de la plaza, estudia el mercado, permite reducir costos y hace lo más eficiente posible el negocio. Con esta figura, se centralizan las funciones y se genera una operación confiable. Frente a la duda de que si se da competencia desleal entre los hoteles. Galindo precisa que cada uno tiene una propuesta diferenciada, con mercados y canales propios. Las ofertas van desde los Holliday pasando por el Marriot, hasta el Artisan, que es uno de los de mayor gama.

Hotelería en Colombia

Agencias de viajes virtuales

“Las agencias de viajes virtuales, OTA, por su sigla en inglés, mueven mucho tráfico, pero cobran comisiones muy altas”, explica Juan Carlos Galindo, quien añade que Oxohotel busca fortalecer sus canales directos, para que los clientes no tengan que pasar por las OTA.

Frente al sistema de hospedaje Airbnb, que ha crecido en el mundo, el empresario afirma que no resulta una opción para el turismo corporativo. Galindo propone por lo tanto que las autoridades  reglamenten y formalicen este sistema, para que este servicio pague los impuestos y cumpla con las leyes de los demás integrantes del sector.

Otro importante aporte al negocio hotelero, por parte de este operador colombiano, es la preparación de todos sus funcionarios, con diferentes modelos de capacitación, buscando que los empleados crezcan profesionalmente.

“A nuestra gente le gusta trabajar con nuestra compañía”, dice Galindo, para quien, tanto las 530 personas que atienden directamente los hoteles como las 40 que manejan el funcionamiento en las oficinas centrales, crecen a la medida del operador.

“Todos ellos tienen un perfil de servicio innato”, afirma Juan Carlos Galindo, quien tiene claro que la mayoría de los que trabajan para su empresa son los llamados ‘millenians’; esos jóvenes que nacieron con la tecnología en la mano, y quienes hacen parte de la operación de una empresa de la llamada industria sin chimeneas.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error