John García Fitzgerald
Opinión de John García Fitzgerald

Contador Público con mejor vocación, convicción y pasión por el periodismo ciudadano. Animalista y ambientalista.

Las dis-putas por las bancas de una Plaza en Cali

La municipalidad no encontró mejor manera de resolver un problema social que moviendo unas bancas.

 
John García F.

Las plazas de Bolívar de Armenia, Bogotá, Manizales, Pereira y Tunja; los parques de Bolívar de Cartagena y Medellín, y la Plaza de La Paz en Barranquilla son tan icónicas, relevantes y visitadas como la Plaza de Caicedo en Cali, que literalmente ha sido invadida por prostitutas e indigentes, llámese falta de presencia de autoridad, respeto por el espacio público y descuido de los bienes que son patrimonio histórico y cultural de toda ciudad, que por ende son atractivo para propios y foráneos y desde luego la cara de presentación o desprestigio de nuestras ciudades.

La Secretaria de Gobierno, que depende de la alcaldía de Santiago de Cali, optó por una controvertida y criticada solución respecto a la proliferación de prostitutas en indigentes en la Plaza de Caicedo, que contaba con algunas bancas en el centro de esta, dispuestas alrededor del monumento a Joaquín de Caicedo y Cuero, estas bancas fueron desplazadas unos cuantos metros, quedando alineadas a los costados de la Plaza de Caicedo, es decir trasladaron la problemática a escasos pasos de donde se focalizaba.

20160427_105536

Para quienes creen que el tamaño si importa, unos centímetros de más o de menos, pueden marcar la diferencia entre lástima y lastima. Lo mismo sucede con la reubicación de estas bancas unos metros más, lastimaron a muchos asiduos visitantes de dicha Plaza, entre ellos jubilados o transeúntes que también disfrutaban sentarse a la sombra de las imponentes y centenarias palmas que adornan el lugar.

La reubicación de las bancas no resulta ser una solución idónea para tratar dos problemas sociales tan complejos, la prostitución que es el oficio mas antiguo de la humanidad, que con la ayuda de la tecnología y apertura cultural, cada vez es mas común, no se combate moviendo el problema unos pasos.

John García F.
John García F.

Para ello cada ciudad debe velar porque las trabajadoras sexuales ejerzan su oficio en las zonas destinadas para ello, sin afectar o invadir los lugares turísticos y residenciales. Es donde la ciudadanía demanda del gobierno Municipal, ejercer una autoridad constante respecto a la vigilancia y mantener el orden y la seguridad en éste y otros lugares claves de la ciudad, obviamente en articulación con las autoridades de Policía.

Respecto a la indigencia es un problema complejo del que no está exenta ninguna ciudad en muchos países y que desde luego también requiere un manejo adecuado.

La solución no es dedicarse a mover los indigentes de un lugar a otro o apiñarlos en camiones y literal tirarlos a otras ciudades, como suele pasar.

John García
John García

Si bien algunas de las bancas en el corazón de la Plaza de Caicedo eran el lugar de espera y o contacto de las prostitutas y en las noches la cama para muchos indigentes, haciendo el tradicional lugar indeseable, con la solución hasta ahora determinada, solo se está “des-bancado algunas putas y des-camando algunos indigentes”… la aguda problemática entonces persistirá, porque las prostitutas seguirán ofreciéndose de pie o caminando alrededor del lugar y los indigentes aunque no sea en bancas, dormirán en los andenes de la periferia.

Prostitutas y habitantes de la calle son parte de nuestra sociedad, no se les debe dar la espalda o tratarles como delincuentes, son seres humanos que también tienen derechos, por lo cual es pertinente que se haga labor social, brigadas de salud, de gran importancia las campañas educativas y preventivas a las mujeres y hombres que se dedican a la prostitución.

El estado debe procurar por el bienestar de este segmento poblacional y a nadie corresponde dedicarse a hacer juicios morales por el oficio de la prostitución o el estado en que sobreviven los habitantes de la calle, así evitar aquello de al caído caerle.

20160427_112436

Mientras en Cali la polémica determinación adoptada con las bancas de la céntrica plaza continúa enfrentado a gobierno local, medios y ciudadanos, queda por verse si las bancas vuelven a su lugar y si la invasión de prostitutas en indigentes se sigue tomando la ciudad de la misma forma y velocidad en que la maleza invade a la sucursal del Cielo, que por estos días parece ser la sucursal de la jungla.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: