Fabio Arévalo Rosero MD
Opinión de Fabio Arévalo Rosero MD

Médico, bioquímico, escritor, consultor urbano, educador ciudadano, divulgador científico, innovador social, diseñador de ciudades saludables, Campeón del mundo atletismo, JMS, Islas Canarias). Docente universitario, investigador en salud pública. Candidato a Premio Nacional de Paz 2012. Reconocido como Mejor columnista web, Suroccidente colombiano, 2013, Fundación Correo del Sur. Presidente Sociedad Colombiana de Ciencias del Deporte. Autor de obras como: ‘Café para el alma, lecturas para ser feliz’, ‘Activarse más, nutrirse bien, vivir mejor’ y ‘El deporte como fenómeno social’. Líder y creador del proyecto internacional: ‘CIUDAD FELIZ, una forma distinta de vivir’.

Hechos épicos y trágicos ocurridos en el maratón olímpico

Sin duda el deporte rey de las olimpíadas es el atletismo, con gestas que bordean lo sublime.

 
AFP
MÁS DE RIO 2016

El estadio olímpico que lo alberga es el corazón de los juegos. La carrera de maratón ha sido el símbolo, el acto central.

Los JJOO por tradición se clausuran con broche de oro con la llegada del heroico maratón en el estadio olímpico, que rememora la leyenda de Filípides, quien muere después de entregar parte de victoria. Cuando se reinician en versión moderna en 1896 en Atenas fue el evento cuidadosamente organizado y de expectativas mayores, reviviendo la leyenda en el escenario original.

El primer campeón recibe una tonelada de chocolate y una hija como trofeo 

El ganador de este primer maratón, (39,8 Km), fue el pastor griego Spiridion Louis, quien no había clasificado y fue inscrito por un coronel. El mecenas Georgios Averoff ofreció la mano de su hija a quien resultara vencedor.

Spiridion Luis - Pulzo.com

Louis ganó ante la histeria de 60 mil espectadores repitiendo la hazaña de Filípides 2386 años después. Recibió como premio un vestuario completo, 900 kilos de chocolate, además el barbero y el lustrabotas le ofrecieron el servicio gratis el resto de su vida. La oferta de Averoff no se cumplió porque Spiridion era casado. Hoy eso no hubiese importado.

La epopeya de Pietri 

La odisea del maratoniano Dorando Pietri es famosa ya que en 1908 ganó en Londres al estilo Maturana (perder es ganar). Entró al estadio primero, dando tumbos cayendo varias veces siendo ayudado por los jueces a levantarse y a pasar la meta. La tensión emotiva vivida comulgaba con el gesto atlético de Pietri, que sintetizaba el espíritu olímpico.

Nada más llegar se desploma, siendo asistido por médicos y organizadores. Se dijo incluso que estuvo en riesgo de morir. La decisión implacable (descalificación), como protesta de sus rivales, lo magnificó. El italiano lograría más fama que el vencedor, al protagonizar el acontecimiento más conmovedor de aquellos Juegos.

Era el vivo reflejo del esfuerzo máximo sin premio; un héroe sin corona. Aquella gesta inacabada de Dorando Pietri trascendió el ámbito de lo deportivo para convertirse en leyenda; su desgracia había llegado al corazón del público británico. Al otro día la reina Alexandra compadecida lo hizo subir al podio y le entregó una copa de oro similar a la del triunfador. Hoy todo el mundo recuerda a Pietri más no al vencedor.

Muere Lázaro, quien creía resucitar con aceite 

En 1912 en el maratón de Estocolmo (42,2 Km) ocurrieron dos anécdotas, una trágica y otra pintoresca. La trágica fue protagonizada por el portugués Francisco Lázaro, el cual quiso protegerse del previsible calor cubriéndose el cuerpo con grasa. Esa capa “protectora” le impidió a su piel transpirar por lo que Lázaro sufrió un terrible recalentamiento que le provocó deshidratación, un colapso y la muerte.

El mayor tiempo empleado en un maratón olímpico: ¡54 años! 

La historieta pintoresca corrió por cuenta del japonés Shiso Kanaguri que a la altura de los 30 Km de carrera desapareció misteriosamente al entrar a una casa a descansar quedándose allí dos días.

Avergonzado volvió furtivamente a su patria y nunca se supo de él hasta que años después periodistas suecos lo localizaron. Se vio obligado a volver a Estocolomo 54 años más tarde para terminar su carrera ya con 76 años iniciando en el punto donde había abandonado y cubrió el recorrido restante hasta la línea de meta en el estadio olímpico. Es el maratón más largo corrido en toda la historia ya que fue cumplido en 54 años, 8 meses, 32 minutos y 20 segundos.  “Ha sido una carrera larga pero, entre tanto, he tenido una esposa, seis hijos y diez nietos. Y eso lleva su tiempo”, aseguró. Falleció a los 93 años en 1984.

Shizo Kanakuri - Pulzo.com
alchetron.com

Félix Carvajal, pintoresco cubano, pierde por comer manzanas 

Carvajal era un corredor cubano, hecho por necesidad. Su trabajo era andar y correr. Por ello decidió participar en el maratón de St Louis 1908. Recogió algún dinero para su viaje, pero a mitad de camino se le terminó todo. De allí que tuvo que caminar muchas horas para recorrer los últimos mil kilómetros.

Agotado y con hambre se presentó a la raya de salida con una indumentaria de paisano, nada de traje deportivo, incluyendo sus botas de cartero. Jamás había competido. Alguien le recortó los pantalones, pero participó absolutamente sin ninguna técnica ni previsión.

sz9.es

Como a la altura de los 30 km tenía tanta hambre que buscó con desesperación en unos árboles algo para ingerir. Encontró unas manzanas muy verdes, se comió tres y le produjeron una tremenda indigestión. Aun así terminó en cuarto lugar. De haber tenido un poco de asistencia y no haberse detenido a buscar comida, hubiera ganado con gran ventaja.

Carvajal, vivió y creció en medio de la absoluta pobreza, fue muy humilde y su trabajo fue como andarín. Hay un libro que relata de manera novelada las peripecias que tuvo que realizar para llegar a competir en los JJOO y el desarrollo de la carrera. Escrito por Bernardo José Mora, se titula “Félix Carvajal, corredor de maratón”, obra que en 1990 fue galardonada con el premio de novela deportiva de la revista Don Balón.

Atleta ‘atracado’ en plena carrera, ante 2.000 millones de espectadores 

El virtuoso corredor brasileño Vanderlei Cordeiro de Lima, lideraba sin problemas mayores la carrera de maratón en los Juegos de Atenas 2004. De la multitud aparece un sujeto con un disfraz extraño, no se sabe mandado por quién y ante la mirada atónita de miles de millones de espectadores, lo arrastra sacándolo de la carrera a la fuerza como tratando de robarle la billetera.

Vanderlei Cordeiro - Pulzo.com
AFP

En ese trance sin una pizca de juego limpio lo pasan sus predecesores y Vanderlei luego de sacudirse del ‘atracador’, logra entrar tercero al estadio olímpico. Le robaron la medalla de oro que la tenía más que merecida y asegurada. En Río 2016 fue algo resarcido y premiado ya que fue el encargado de tener el máximo honor de prender el fuego olímpico.

Apostilla: Medea, la primera experta en doping

El doping es tan antiguo como el hombre, la mitología clásica abunda en incidentes sobre doping. A Medea se la considera la primera dopadora porque usó la amapola para dormir al dragón que custodiaba el vellocino de oro.

*En los libros de los Macabeos se menciona el uso del vino para estimular a los elefantes en las guerras. *En China el año 2737 A. de C. el emperador Sheng-nung describía los efectos euforizantes de una planta llamada mahuang que es la Ephedra que aún se vende en una serie de extractos de hierbas para mejorar la performance. Hoy la efedrina su producto, está prohibida en el deporte.  *El hachis era usado por los asirios en el siglo VIII A.de C.

*Los mensajeros chasquis del período de los incas corrían grandes distancias mascando hojas de coca, lo que les daba gran resistencia contra la fatiga.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: