Opinión

Édison Monroy Polanía

Periodista bogotano, apasionado por los deportes, el cine, la literatura, la televisión y el teatro.

El día en que resucitó el boxeo en Bogotá

Se demostró que se pueden hacer grandes eventos de este deporte en la capital y que el público responde.

Fue el pasado 29 de abril, cuando se dieron cita en Bogotá algunos de los mejores boxeadores del país, como es el caso de los medallistas olímpicos Yúberjen Martínez e Íngrit Valencia, además de otros pugilistas de la Selección Colombia.

También hubo combates entre boxeadores amateurs, muy entretenidos y hasta con presencia internacional con participantes de Venezuela e incluso de Irlanda.

El lugar estaba lleno, no era tan grande como yo esperaba, pero al menos había unas 300 personas. No obstante, era el sitio más grande que hasta ese momento habían usado los organizadores, Fight Club Bogotá, para un evento de este tipo.

El artículo continúa abajo

Esta fue su séptima velada de boxeo en la capital, la primera de corte profesional y por supuesto, la de más repercusión. Comenzaron en un gimnasio, con una ilusión quijotesca y no más de 30 personas como público. Hoy pueden decir que realizaron el mejor evento de boxeo en Bogotá, de al menos los últimos diez años.

Con esta velada se rompió el mito de que el deporte de las narices chatas es exclusivo de la zona costera de Colombia. En la capital hay público dispuesto a pagar por ver buenos combates.

También fue un ejemplo para la empresa privada, de que hay vida más allá del fútbol y que este tipo de eventos es una plataforma para publicitar sus empresas y de paso apoyar el deporte nacional.

Hace poco el Comité Olímpico Colombiano amenazó con retirarle al apoyo a la Selección Colombia de boxeo en la Serie Mundial, pues fueron ‘demasiado buenos’, así como lo lee. Pasaron a la segunda ronda y de forma invicta, algo que no tenían dentro del presupuesto y falta plata para la próxima ronda ante Francia.

Coldeportes respondió por medio de su presidenta, Clara Luz Roldán, que si era necesario “rasparían la olla” para poder seguir apoyando a Yúberjen, Íngrit y los demás muchachos.

Con el evento en Bogotá se demostró que no hay por qué abogar por migajas, sino que deben saber venderle la idea a la empresa privada para que patrocinen el gran talento que hay, además de la posibilidad de hacer más eventos donde los colombianos puedan ver a sus deportistas.

Esperemos que vengan muchas más veladas de buen boxeo en la capital. Si hay buena gestión, el público está garantizado.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ ctrl.articles[index].author.owner.short_text }]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error