Opinión

Nataly Garzón

Comunicadora del Politecnico Gran Colombiano, cuenta con más de 7 años de experiencia en el área de comunicaciones e investigación.

Estrés: el veneno del siglo XXI

A diario consumimos veneno sin darnos cuenta: grandes dosis de veneno emocional y/o grandes dosis de veneno mental.

 

¿Cómo es que se da esto en el día a día?

Seamos conscientes de ello o no, la realidad es que estamos en un permanente intercambio energético con todo lo que nos rodea.

Absolutamente todo lo que conocemos como objeto de nuestra realidad física es un emisor de energía; es más, siendo más estrictos, la verdad que  nos llega desde la física cuántica es que ni siquiera es un tema de emisión de energía, sino que somos principalmente energía: ondas que se materializan en el espacio y en el tiempo por la mirada de un observador.

Así que no hay forma de evadirnos de la realidad de emitir y recibir energía en cada momento, y la forma como los seres humanos ponemos esta energía en movimiento es a través de nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestra palabra y nuestra acción.

Cuando vamos en un taxi y el conductor se está quejando del tráfico, de las calles y del último paro de transportadores estamos siendo vasija que recibe toda la energía que se moviliza a través de estas quejas. Lo que se crea de esta manera es un campo energético denso que termina drenándonos energéticamente. ¿Cómo se siente en el cuerpo? Con dolor de cabeza, con cansancio, con sueño o con algún otro dolor corporal.

El artículo continúa abajo

Si, por el contrario, somos afortunados de encontrarnos con alguien que se concentra en mantener su atención en la “belleza colateral” de todo lo que le acontece (como la película que se encontraba recientemente en cartelera) y desde ahí lo que proyecta es alegría y optimismo, el campo energético que se genera es luminoso y en vez de drenarnos nos nutre, dejándonos con una sensación de alivio, de ligereza y con una sonrisa en el rostro.

Y la verdad de todo esto es que cuando miramos a nuestro alrededor nos encontramos con que la mayoría de los colombianos está demasiado acostumbrada a mantenerse en la energía densa de eso que llamamos estrés y que sostenemos con pensamientos de inseguridad, miedo, ansiedad, envidia, oportunismo y carencia económica, entre otros. Estos hábitos simplemente nos alejan de lo que logramos cuando cultivamos la mejor versión de nosotros mismos: el estado de paz, alegría y plenitud en la realización de nuestras vidas.

Por esto y por muchas otras razones, la escuela de tantra y creatividad DHAKINI TANTRA, pionera en el país en lo que se refiere al conocimiento ancestral del Tantra Kriya Yoga y de las meditaciones tántricas, ha comprendido que la necesidad de las personas no es sólo darse espacios para meditar, sino de hecho entender para qué sirve la meditación y cómo es que puede ser la herramienta más efectiva para encontrar la felicidad real y vivir plenamente.

Para esta escuela es fundamental compartir el conocimiento de cómo el Tantra es un camino de transformación y de alquimia en el que podemos aprender a convertir todo ese VENENO en ELIXIR VITAL: el estrés en vitalidad, el miedo en amor, el sexo casual en amor sagrado, la carencia en abundancia, el aburrimiento en gratitud, la dependencia emocional en libertad.

Estadísticamente Colombia ocupa el puesto 37 en el ranking mundial de la felicidad y según el estudio de Planeación a 9710 colombianos de las ciudades de Cali, Medellín, Barranquilla y Bogotá, 8 de cada 10 personas están satisfechas con su situación actual, más no felices; mientras que los que dicen estar felices son sólo 2,3 de cada 10. En pocas palabras: vivimos más estresados que felices.

Elixir Vital: aprender a movilizar la energía de nuestro cuerpo y a silenciar nuestra mente para transformar lo más bajo en lo más alto.

Nataly Garzón

María Ferrer, directora de Dhakini Tantra, ha abierto toda una serie de espacios para enseñar, junto con su grupo de profesores, toda una variedad de alternativas para meditar, en las cuales su ingrediente principal es hacer uso de la energía sexual o creativa, la energía más poderosa con la que cuenta todo ser humano. Ella recomienda regalarse por lo menos 20 minutos de meditación diarios, para observar el cuerpo desde adentro, comprender los límites de la mente y  reconocer así dónde se encuentra la energía atascada (dónde duele y por qué duele) que no nos permite fluir en abundancia, alegría y plenitud.

Como parte de esta serie de espacios para irse profundo en lo que es el Tantra y la meditación, los colombianos pueden encontrar en Dhakini Tantra clases semanales, bibliotecas virtuales con contenido relevante, terapias personalizadas y talleres de varios días.

El primero de estos talleres es un taller de iniciación para escuchar el cuerpo, aquietar la mente, movilizar la energía y aprender varias técnicas tántricas con las cuales la persona podrá empezar a convertir en Elixir Vital el estrés acumulado durante años, para abrir su corazón a su verdadero potencial y realización.

Como parte de estas técnicas se recibe la Respiración Cobra, una tradición ancestral que sólo pasa de maestro a discípulo (no está escrita en ninguna parte). El próximo a realizarse es del 7 al 9 de Julio en Bogotá, exactamente en el Centro de Aprendizaje Intercultural AFS (Av. Cra. 72 # 181-75 – San José de Bavaria) un lugar lejos del ruido y de las multitudes, y muy cercano a la naturaleza y a la tranquilidad.

Los talleres de Dhakini Tantra están llenos de música, movimiento y danza, entre otros, ya que a los colombianos no les es sencillo “sentarse” a meditar en estricta quietud, por eso el diseño de las clases, talleres e incluso videos educativos (están a disposición de cualquiera en su canal de youtube –Tantrika-) son dinámicos, llamativos y rítmicos, lo cual permite que cada participante movilice la energía atascada en el cuerpo y libere esas tensiones acumuladas por exceso de trabajo, rigidez, agitación mental y aspectos no resueltos.

En términos médicos, el Tantra permite que los niveles de cortisol disminuyan y se dé paso a la liberación de hormonas como las endorfinas que permiten el bienestar y la felicidad, la serotonina que mejora el estado anímico y la dopamina que mantiene el sistema inmunológico estable*.

Cuando se liberan estas tres hormonas a través de la meditación diaria estamos generando una base muy sólida para cultivar una salud radiante y una mente menos inquieta, más susceptible de silenciarse, lo que posibilita que la energía ascienda por todo el sistema energético de la persona y se libere así el potencial creativo que transforma todo “veneno” en vitalidad y abundancia a todo nivel.

“Lo que es realmente fascinante del Tantra es que nos permite llevar una vida en totalidad. Quien se inicia en este camino comprende que la meditación es un estado de conciencia que se puede llevar a todos los aspectos de nuestra vida, para reconocernos siempre en Presente, el único tiempo en el que se da la vida: Ahora. Comprender esto desde el corazón nos rompe tantas cadenas y tantos condicionamientos para vivir en plenitud, desde que lo somos realmente, que luego no podremos ni recordar cómo era que caminábamos la vida tan dormidos y tan ausentes de lo que estaba ocurriendo momento a momento. ¡Cuando te descubres tan vivo y tan vibrante, no hay forma de no estar feliz y agradecido, independientemente de lo que esté aconteciendo en tu vida!”

dice con una sonrisa María Ferrer, quien estará dictando el taller de Aprender a Vivir en Bliss (Plenitud) el próximo 7 al 9 de Julio.

Talleres de tantra

Ejercicio para equilibrar los dos hemisferios cerebrales o el principio femenino y masculino: NADI SODHANA.

Este es un método simple y natural para tomar energía de la cabeza y esparcirla a través del cuerpo. Es muy eficaz para curar dolores de cabeza y calmar los nervios:

  1. Enfócate en el entrecejo. Coloca la mano izquierda sobre la rodilla, cono el dedo pulgar y dedo índice conectados. Con la mano derecha pon el dedo índice extendido sobre el “Tercer Ojo” o el entrecejo, , con el pulgar en la fosa nasal derecha y el dedo del medio en la fosa nasal izquierda.
  2. Presiona para cerrar la fosa nasal derecha con tu dedo pulgar y exhala con fuerza a través de la fosa nasal izquierda. Inhala a través de esa fosa y cuenta hasta siete.
  3. Cierra las dos fosas nasales y sostén el aliento durante siete segundos (algunas personas sienten algo de pánico cuando sus fosas nasales están cerradas; ese pánico interfiere con la práctica, así que si prefieres simplemente descansa los dedos sobre las fosas nasales para recordarte que no debes respirar).
  4. Libera la fosa nasal derecha y exhala a través de ella hasta la cuenta de siete.
  5. Mantén la fosa izquierda cerrada y sin pausa inhala despacio a través de la fosa nasal derecha contando hasta siete.
  6. Cierra las dos fosas nasales hasta la cuenta de siete (o simplemente usa los dedos como un recordatorio de no respirar).
  7. Suelta la fosa nasal izquierda y exhala a través de la misma hasta la cuenta de siete.
  8. Repite esta secuencia siete veces.

Para asistir a las clases y talleres se puede recibir información a través de la página web www.dhakini.org o las redes sociales de Dhakini Tantra en Facebook, Twitter o Instagram. Si se prefiere pueden escribir directamente al correo electrónico info@dhakini.org o comunicarse con el ​316-4810334.

* (estudio de Medicación y Cerebro, Sara Larz PHD de Neurociencia – Harvard)

 

De dónde viene el Tantra

El Tantra es una filosofía espiritual proveniente de India, que nació hace más de 5000 años, antes que se instituyeran religiones como el Hinduismo y el Budismo. Sus enseñanzas estaban disponibles para la mayoría hasta que algunos sectores de la población empezaron a hacer mal uso de algunas técnicas, pretendiendo dominar y controlar a otros, razón por la cual los maestros decidieron restringir este conocimiento a unos pocos iniciados que se elegían con precaución.

Luego de siglos y siglos de desaparecer esta filosofía de la tierra, reaparece en Occidente, con el fin de que cada Ser despierte del letargo al que ha sido sometido -por los condicionamientos sociales, familiares y religiosos-, y aprenda a usar su energía mediante la respiración, el movimiento y el sonido para expandir la conciencia de su cuerpo físico, energético, emocional y mental.

Desde ahí la persona podrá conocerse más profundamente para transformar aquellos aspectos de su vida que no le permiten sentirse realizado y pleno.

​​El camino del Tantra es el camino de veneración del principio femenino: desde aquí se aprende a ser Vasija que recibe, no Lanza que conquista. Se aprende a fluir con los ritmos de la naturaleza y a alcanzar la realización desde ahí: activar la energía del cuerpo, aquietar la mente con respiración, elevar la energía sexual, transmutarla y conectarse con una vida mucho más vibrante y plena.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ ctrl.articles[index].author.owner.short_text }]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error