Fabio Arévalo Rosero MD
Opinión de Fabio Arévalo Rosero MD

Médico, bioquímico, escritor, consultor urbano, educador ciudadano, divulgador científico, innovador social, diseñador de ciudades saludables, Campeón del mundo atletismo, JMS, Islas Canarias). Docente universitario, investigador en salud pública. Candidato a Premio Nacional de Paz 2012. Reconocido como Mejor columnista web, Suroccidente colombiano, 2013, Fundación Correo del Sur. Presidente Sociedad Colombiana de Ciencias del Deporte. Autor de obras como: ‘Café para el alma, lecturas para ser feliz’, ‘Activarse más, nutrirse bien, vivir mejor’ y ‘El deporte como fenómeno social’. Líder y creador del proyecto internacional: ‘CIUDAD FELIZ, una forma distinta de vivir’.

En Nariño por calificación de opinión pública: gobernador cae y alcalde de Pasto sube

Los nariñenses podrían estar insatisfechos con Camilo Romero por los recientes problemas que afronta la región.

 
Nariño.info

Por estos días se realiza en las regiones por parte de la firma Cifras y Conceptos una de las más grandes investigaciones sociales en diversos temas.

Se incluye la calificación de la gestión de alcaldes de ciudades capitales y gobernadores. Se realiza con líderes de opinión quienes de alguna manera tienen influencia en la comunidad o la representan legítimamente con conceptos y apreciaciones de peso. Los resultados se conocerán en unos tres meses.

Algo más puntual y con un universo amplio o sin mayores filtros realiza periódicamente la encuestadora Centro Nacional de Consultoría que se difunde a través del Noticiero CMI.

En la última medición, correspondiente al mes de junio sorprende positivamente el joven gobernador de Boyacá Carlos Amaya con una gran aceptación de su comunidad del 78% en el primer lugar (subiendo 4 puestos con respecto a la medición anterior); y Marcos Pineda alcalde de Montería que se sostiene en la vanguardia con el 87% de aceptación.

Alcalde de Pasto sube 2 puestos

Ahora si analizamos en esta oportunidad los resultados para el Sur del país (Nariño y su capital), encontramos algunas sorpresas. Pero antes es importante tener en cuenta que en este tipo de mediciones del clima de opinión pública, lo que más vale no es la ubicación sino la tendencia que es la dinámica que muestra como marchan los ‘investigados’. Es decir si suben o bajan, indicador de la aceptación de su gestión.

De allí que sea positivo en el caso del alcalde de Pasto, Pedro Vicente Obando, que suba dos puestos en relación con el anterior estudio de la misma firma. Inició en el octavo lugar en el mes de abril y hoy dos meses más tarde ha subido dos escalones ubicándose en el sexto lugar con el 75% de apoyo comunitario.

Si bien es una tendencia moderada de ascenso al fin y al cabo lo que vale es que está subiendo, y se encuentra hoy en un lugar de vanguardia (sexto lugar).

La ventaja de Obando es que no ha toreado de forma mediática sus apoyos populares, seguramente concentrándose más en un actuar con algo de bajo perfil para no dar papaya especialmente a los medios. Su tono no ha sido desafiante, sino más bien conciliador, con actitud poco mediática, sin descuidar la atención a los periodistas cuando lo solicitan.

Gobernador Romero cae 10 puestos 

El mayor palo de toda la encuesta del CNC y CMI se ha dado por cuenta del gobernador de Nariño Camilo Romero Galeano. Entre todos los evaluados es el que más cae de un estudio a otro. Inició en los primeros 100 días en el segundo lugar compartiéndolo con el gobernador del Cesar con 74% de apoyo y hoy cumplidos los primeros 6 meses cae al puesto número 11.

Esto es preocupante, ya que iniciar bien ubicado para un largo periodo no es conveniente por la volatilidad de la opinión pública y las sensibilidades. Además Romero venía con un capital ganado por sus buenas acciones antes de ser gobernador, un ahorro que lo ubicaba bien. Pero otra historia es el ejercicio en un departamento acostumbrado a sentir obreros a sus gobernantes bajo los resultados de una eficaz gestión.

Así mismo los medios locales lo recibieron con expectativa, posteriormente inician la ‘fiscalización’ y control social de forma aguda y exigente. Y eso hay que tenerlo en cuenta ya que los medios nariñenses en su mayoría están muy pendientes de resultados e indicadores. De allí que el gobernador de Nariño puede estar en riesgo de seguir perdiendo apoyo ciudadano, importante para la gobernabilidad.

Nariño se acostumbró a los estilos de Navarro y Raúl Delgado, poderosos gestores y trabajadores. Tal vez solo sea un campanazo que obligará a hacer ajustes internos que tanto los necesita. Es la hora de evaluar minuciosamente dependencia por dependencia con indicadores y logros.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: