John García Fitzgerald
Opinión de John García Fitzgerald

Contador Público con mejor vocación, convicción y pasión por el periodismo ciudadano. Animalista y ambientalista.

El referendo de Viviane avanza, y con él, Colombia retrocede

El proyecto de referendo es crudamente discriminatorio, así Viviane Morales y su esposo lo nieguen.

 
Viviane Morales y Carlos Alonso Lucio.
Viviane Morales y Carlos Alonso Lucio. / AFP

La publicación de la Encuesta Nacional de Demografía y Salud (ENDS 2015) coincidió con el segundo debate en plenaria del Senado que propone referendo para que la adopción de niños solo se haga por parejas heterosexuales.

Familia en Colombia

La ENDS confirma que el modelo de familia ideal u “óptima” como la que literalmente define la senadora Viviane Morales y su escudero y esposo, el exguerrillero y ahora pastor Carlos Alonso Lucio, distan de la realidad. El 49% de los niños en Colombia vive con ambos padres, el 36% solo vive con la mamá, el 3% solo está con el papá, el 7% vive con tíos, abuelos, hermanos y el 5%, con personas distintas a familiares.

Lo anterior demuestra que no solo hay un tipo de familia y que la mayoría de niños no viven con papá y mamá.

Familia en Colombia

Respecto a la violencia de género, las cifras son desalentadoras: hay regiones del país donde hasta el 36% de las mujeres han sufrido agresión física por parte de su pareja y el 62% han sido victimas de violencia psicológica.

En cuanto a los roles de género es predominante el machismo y los estereotipos arcaicos del rol de la mujer, incluso por parte de las propias mujeres, con indicadores de hasta el 69% por parte de ambos donde aún creen que:

a) El papel más importante de las mujeres es cuidar su casa y cocinar para su familia (sic.) a la respuesta en la ENDS.

b) Cambiar pañales, bañar a los niños y alimentarlos es responsabilidad de las mujeres.

Familia en Colombia

En otra de las preguntas, por parte de los dos géneros se legitima la violencia contra las mujeres, hasta un 17% creen que:

a) algunas veces se justifica golpear a las mujeres.

b) se puede golpear a una mujer si es infiel.

Familia en Colombia

La senadora Viviane Morales dice que el constituyente primario (el pueblo) es el que debe decidir mediante un referendo -tácitamente- una nueva “definición” para familia y a su vez dejar el derecho a adoptar solo a parejas heterosexuales unidas mediante vínculo del matrimonio civil o por cualquiera de las iglesias.

De esta forma se quita el derecho a que no solo parejas del mismo sexo puedan adoptar, lo más grave, intransigente, discriminatorio, absurdo es que las personas solteras (familias monoparentales) pierdan el derecho a adoptar como hasta ahora lo han venido haciendo.

Familia en Colombia

Argumenta la ponente del proyecto de ley que los niños que esperan adopción perdieron un papá y una mamá y que merecen recuperar las dos figuras, pero no tiene en cuenta la senadora Morales que la gran mayoría de los niños abandonados en albergues del ICBF provienen de hogares de madres solteras.

Viviane y Carlos Alonso Lucio recolectaron mas de dos millones de firmas en una campaña que se denominó “Firme por papá y Mamá”, mayoría de apoyos recolectados en diferentes iglesias.

Tal pareciera que los firmantes fueron sutil o directamente engañados, aprovechando preceptos cristianos y moralistas, que exponen la necesidad de salvar a los niños pendientes de adopción de las garras peligrosas y pecaminosas de los gais, pero que desconocen que más del 90% de violaciones sexuales, maltrato y explotación infantil se da en el seno de “familias óptimas, o heterosexuales, compuestas por papá y mamá”, y que incluso algunos de los violadores son los propios padres, padrastros, tíos o hermanos.

Queda así demostrado que no todos los hogares compuestos por papá y mamá son perfectos.

¿Cuántos de los firmantes provienen o componen aquellas familias monoparentales? Sea por madres solteras, viudas, viudos, separados, abuelos o tíos que asumieron con amor y plena cabalidad el papel de padres, el proyecto de referendo es crudamente discriminatorio, así Viviane Morales y su esposo lo nieguen.

Durante la intervención de Carlos Alonso Lucio en el Senado, pese a decir que no le interesa hacer política (no puede, está inhabilitado por corrupción) y tras un discurso netamente religioso, -al parecer confundió el hemiciclo del Senado con su atril de pastor-, fue tan convincente que recordó la entrevista y retórica de Garavito, el sádico violador y asesino de cientos de niños, que ahora asume el rol de buen samaritano convertido a cristiano e incluso manifiesta que al recobrar la libertad trabajará “en pro de los niños”.

Es reconocimiento al supuesto Estado laico colombiano, se debe respetar que cada colombiano tenga el credo que quiera, que se congregue en la iglesia que decida, la duda es ¿por qué una senadora que dice ser de filosofía e ideales “liberales” se enfrasca en un referendo ultragodo, retrógrado y recurre a preceptos y argumentos netamente religiosos?

Tengan cuidado los cristianos, que no estén siendo utilizados para fines meramente políticos, si algunos son manipulados, convencidos o por decisión propia aportan el controversial diezmo, si esto les ayuda a alcanzar la salvación o les hace felices, síganlo haciendo, al fin y al cabo con esto no le hacen mal a nadie, por el contrario pueden beneficiar su respectiva iglesia, quizá al pastor, pero no se sigan prestando para apoyar un referendo que discrimina y quita la oportunidad a muchos niños de encontrar un hogar, así sea por parte de una persona soltera, como hasta ahora es permitido.

Tan contradictoria, incoherente y egoísta es Viviane Morales, que antes de la votación, la senadora Maritza Martinez, expuso una propuesta al referendo de Viviane en la que se agregaba un párrafo para dejar la opción que personas solteras heterosexuales puedan seguir adoptando.

De inmediato, la senadora Morales replicó que esa propuesta era inconstitucional y discriminatoria por condicionar la “heterosexualidad”, ante lo cual le contraargumentaron que más inconstitucional es su refrendo al discriminar en dos aspectos: solo podrán adoptar las parejas “heterosexuales y casadas”.

El proyecto de referendo pasó el segundo debate en un Congreso controvertido, desacreditado, con algunos de sus integrantes que no tienen autoridad moral, que no han dado trámite a leyes mucho más importantes y que ahora propone gastar una millonada en un referendo para que las mayorías aplasten minorías.

Ha quedado demostrado que aquí, y en otras latitudes, esa mayoría se ha equivocado ¡y de qué forma!

Cómo se puede calificar que el pasado 2 de octubre, de solo dos opciones que había por marcar entre el No y Si, hubo 86.243 votos no marcados y 170.946 votos nulos, es decir un total de 257.189 personas que no supieron votar, que no entienden algo tan básico y elemental.

Desde la Historia Sagrada, cuando se hablaba de aquella muchedumbre, que decidió liberar al ladrón pero crucificar y sacrificar a su propio Salvador, hasta nuestros días, las decisiones en nombre de la democracia, tienden a ser cada vez más erróneas, por varios motivos: el oportunismo de los políticos que manipulan con mentiras y artimañas; por desinterés, por falta de información, por falta de participación o por la cadena de corrupción que llega hasta el elector, que vende su conciencia y su voto.

Así que hay que revaluar y no tragarse entero ese concepto de “familia óptima”, “gente de bien”, porque vaya sorpresas y frutos podridos que suelen dar estas familias optimas y gente de bien: desde patanes y su clásico “usted no sabe quien soy yo”, al ladrón de cuello blanco que se apropia de billones con B, pasando por borrachos y potenciales asesinos al volante, abusadores de mujeres, y violadores y asesinos de inocentes e indefensos niños que cuentan con el “concierto para delinquir” por parte de otros miembros de esa misma familia óptima, obviamente en este caso compuesta por “Dari and Mon”.

Qué bien se le haría al país si con el mismo ímpetu y efectividad con que se recogieron más de dos millones de firmas para un referendo discriminador e inconveniente, cristianos, no cristianos, ateos, LGTBI, los del Sí, los del No, los del tal vez y los que nunca participan se unieran y recogieran mucho más de dos millones de firmas para solicitar referendos que no solo pretendan vetar, anular y satanizar a los gais y los solteros, pero que si disminuyan el número de curules en el Senado, que rebajen las absurdas y astronómicas prebendas que incluyen a algunos senadores que van a dormir, no van, o que llevan atornillados varios períodos legislativos sin aportar al país.

Un referendo para derrotar los abusos cometidos en cada reforma tributaria, exigir mejoras en servicio de salud, cambiar y modificar la aplicación de penas para delitos atroces como el recientemente cometido contra una pequeña (lamentable caso que es representativo. ¡La historia de Yuliana se repite a diario!).

Falta un tercer debate para el referendo de Viviane Morales, (ella dice que no es de ella, que es de los firmantes, pero ¿quién lo lidera?)

La Ley María, obedece su nombre a la hija de Juan Lozano, la Ley Natalia Ponce a sí misma, hay un proyecto de la Ley Yuliana, entonces este proyecto retrogrado si es de Viviane.

De seguir avanzando ese referendo, el país dará no pasos, sino zancadas y saltos al vacío hasta tocar fondo. Colombia solo avanzará con la participación real, objetiva y activa de todos ¡No bastan ni son suficientes las manifestaciones mediáticas en redes, de lo contrario seguirá en vertiginoso retroceso.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: