Ariel Peña
Opinión de Ariel Peña

En  la actualidad soy columnista de Minuto30, el Espacio, Debate, Periodismo sin Fronteras, Centro de Pensamiento Primero Colombia y colaboro desde hace 13 años con El Tiempo en el Foro. También he escrito para El Catolicismo, el Nuevo Herald, La Jornada de Mexico, el País de España, el Periodico y Extra, entre otros,  además soy autor del libro “Democracia y Fetichismo”.

Deporte y patria

Los dictadores también tienen un concepto de la patria.

 
Getty
MÁS DE RIO 2016

En los juegos de la XXXl Olimpiada de la era moderna, que se realizan en Río de Janeiro- Brasil del 5 al 21 de agosto, deben de lograrse los mejores resultados para Colombia desde que participa en esas competencias, obteniendo el mayor número de medallas en la historia.

Se espera que el país alcance un cuarto puesto en el continente, después de Estados Unidos Brasil y Canadá, ya que se clasificaron un número importante de deportistas, superando las expectativas.

Hay que resaltar que el gran escritor francés Albert Camus decía que la patria es la selección de fútbol. Para Colombia por estos días, la patria no solo es fútbol, que también participa en las olimpiadas, sino todos sus deportistas, que estarán en Río y que muy posiblemente cubrirán de gloria al país con sus gestas. Confiamos en que estos juegos sean tranquilos y que el terrorismo que odia la alegría de la humanidad, no produzca actos de vesania.

Es indudable que los triunfos deportivos exaltan el patriotismo, porque nada más cercano a ese sentimiento que el deporte, sin embargo, también ha habido contradicciones frente al termino patria, que la podríamos entender sana y tranquilamente como las expresiones románticas y simbólicas de un país, que en un grado superlativo une a los pueblos como sucede con el deporte.

Dentro de las contradicciones frente al término patria tendríamos en primer lugar al libertador Bolívar, quien dijo antes de morir que no tenía patria, ya que esta era utilizada por los tiranos para oprimir a los débiles.

También el cubano José Martí afirmó que la patria era toda la humanidad, y Karl Marx antes de convertirse al totalitarismo, el estatismo, la burocracia y el embrutecimiento decía que los obreros no tenían patria.

Entonces existen diferentes puntos de vista para poder discernir el término que nos ocupa, pero lo que sí es absolutamente cierto es que sátrapas y tiranos se han aprovechado de la palabra patria para realizar sus tropelías y perversidades.

Porque cabe preguntar frente a un personaje tristemente célebre, al cual como lo hemos dicho en otras ocasiones, que la historia no lo absolverá y que cuando muera se convertirá en polvo histórico execrable, como es el déspota de Fidel Castro, para él, ¿qué será la patria?

Se tendrá que concluir que para este tirano es una treta con la cual ha engañado, reprimido, enajenado, adocenado y envilecido a los cubanos para permanecer por casi 58 años parasitando con el estado de Cuba, sin olvidar que es tan desgraciada y miserable la actuación del sátrapa que a nombre de la patria en la década de los setenta del siglo pasado mandó soldados mercenarios cubanos a morir en África para defender los intereses del imperio soviético, del cual era su lacayo.

Por ese solo hecho el gobierno colombiano no debería de admitir soldados cubanas para que vigilen la desmovilización de las Farc, con el agregado que el tirano de Cuba participó en los hechos del 9 de abril de 1948 conocidos como el ‘Bogotazo’, y durante largos años apoyo a todas las guerrillas que han asolado a Colombia.

A Fidel Castro no se le quedó atrás el difunto presidente de Venezuela Hugo Chávez, quien utilizó burdamente la palabra patria, siendo un nostálgico de la guerra fría y por eso quería crear la Unión Soviética Latinoamericana tomando como disfraz marxista al socialismo del siglo XXl, para implementar el esperpento del comunismo totalitario en las naciones de la región, usando un falso internacionalismo con los sofismas de la integración y la unidad.

Así como la patria está ligada a nobles ideales, caso del deporte, también muchos dictadores se han valido de ella para satisfacer instintos insanos y poder someter a sus semejantes, sin pasar por alto a Hitler que por la patria y el orgullo alemán llevó a la humanidad a la catástrofe de la segunda guerra mundial con 50 millones de muertos.

Samuel Johnson (1709-1784) afirmaba: “El patriotismo es el último refugio de los canallas”.

Eso demuestra que la patria ha sido utilizada y exhibida en todos los tiempos y lugares por individuos inescrupulosos para ocultar sus mezquinos intereses, siendo los burócratas seguidores del marxismo leninismo los campeones mundiales en esas fechorías, porque es inconcebible pensar en el amor por la patria de genocidas comunistas como: Pol Pot, Stalin, Mao Zedong, Kim il Sung, Ho Chi Ming, Stalin, Lenin o Fidel Castro y de paso creer en el patriotismo de las bandas armadas de las Farc Y el Eln que tanto dolor le han causado al pueblo colombiano, porque el verdadero patriota es aquel que su conducta es guiada por la fraternidad y la solidaridad hacia los demás, con desprendimiento y sin esperar recompensa de ninguna clase.

Ante las anteriores consideraciones es menester darle a la patria y al deporte los lugares excelsos que les corresponden, ya que no pueden ser simples herramientas que se usan para satisfacer, apetitos, veleidades y caprichos de los dictadores, de ahí que en estos días olímpicos la mejor expresión de la patria es el deporte nacional.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: