Opinión

Ariel Peña

En la actualidad soy columnista de Minuto30, el Espacio, Debate, Periodismo sin Fronteras y el Centro de Pensamiento Primero Colombia

Gustavo Petro, el separatista

Gustavo Petro debería ir a Chechenia a respaldar a esa nación para que se separe de Rusia

Pensábamos que era una  broma, pero mirando la cuenta en  twitter del exalcalde nos encontramos con la verdad; Gustavo Petro estaba dando casquillo desde Barcelona apoyando de manera vehemente la separación de Cataluña de España. Así que ya entrados en gastos con este amigo de la escisión en los países, no se nos haga raro que como primer punto de su programa de gobierno plantee la balcanización de Colombia, comenzando por la Costa Atlántica , siguiendo por Antioquia y así sucesivamente.

Como se dice coloquialmente. tiene que estar “con todos los juguetes” el exalcalde amigo del separatismo en diferentes partes del mundo,  y de la misma manera que viajó a Cataluña para respaldar un referendo  espurio, debería ir al Tíbet en China y apoyar la independencia de esa nación anexada por el gobierno comunista chino en 1951, ello para ser coherente con su actitud “internacionalista” en España.

Pero la cosa no se debe de quedar ahí, porque también Gustavo Petro debería ir a Chechenia a respaldar a esa nación para que se separe de Rusia. Además, tendría que apoyar la ablación del Kurdistán que involucra a Iraq, Siria, Turquía e Irán y tiene una buena oportunidad para viajar hasta allá y mostrar sus inclinaciones separatistas, y cerrando con broche de oro, debería sin ningún reato  respaldar la desvinculación del Estado Zulia en Venezuela, claro que para el último caso su signo ideológico de pronto no se lo permite.

El oportunismo del señor Petro con respecto a Cataluña es lamentable, porque si esa región autonómica de España busca su separación, podría ser ejemplo para otras partes del mundo que ya mencionamos, y no tener diferentes raseros cuando se trata de regímenes comunistas como el caso del Tíbet en China y gobiernos autoritarios como Putin en Rusia en lo referente a Chechenia, aunque no se pude olvidar que los gobiernos marxistas leninista a sangre y fuego han mantenido la unidad nacional cuando hay intentos de escisión.

El artículo continúa abajo

Al dictador comunista Nicolás Maduro también se le debería preguntar si está de acuerdo con la desmembración de Venezuela, ya que apoya la separación de Cataluña. Ahí si es como hablar de la soga en la casa del ahorcado, porque el cinismo de estos marxistas no tiene límite, pues hablan de la autodeterminación de los pueblos cuando les conviene de resto mutis por el foro.

Parece un  chiste que  el exalcalde Gustavo Petro mencione en su cuenta de Twitter la Autogestión Ciudadana. ¡Vaya! ¿de veras?QWue una persona desaforada por estar en la burocracia del Estado salga con esto es para risas, cuando la Autogestión libre y creativa es la antítesis del estatismo burocrático y embrutecedor, y sería imposible que Petro se convierta de la noche  a la mañana en libertario, pues su afán por el poder político es incalculable.

La Autogestión fue una propuesta de los libertarios en el siglo XlX, quienes  repudiaron  ideológicamente al señor Karl Marx padre del comunismo totalitario, y también se dice que los libertarios seguían las enseñanzas del  cristianismo primitivo, el cual no buscaba el poder político, pues era la fuente de las desgracias y sufrimientos de la humanidad, entonces en la Autogestión las personas prácticamente no necesitan del Estado. Por ello es paradójico que Petro hable de Autogestión, cuando sus ambiciones políticas  demuestran lo contrario.

La prosapia marxista del exalcalde no le permite ni ser libertario ni hablar de Autogestión, ya que para ello, en cambio de estar apoyando escisiones en otras naciones, debería renunciar a su avidez absolutista y buscar la manera de cómo el Estado tiene menos cargas en contra de los ciudadanos, pero es imposible ya que  sigue la máxima comunista sesgada e irreflexiva de ‘apoyar todo lo que el enemigo combate y combatir lo que el enemigo apoya’. Por eso su presencia en Barcelona el pasado domingo primero de octubre, defendiendo una causa que poco o nada le interesa al común de los colombianos,  le sirve de revanchismo a Petro para ofender a sus adversarios políticos.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error