Opinión

Ariel Peña

En la actualidad soy columnista de Minuto30, el Espacio, Debate, Periodismo sin Fronteras y el Centro de Pensamiento Primero Colombia

Alternativa democrática sindical, una respuesta al socialismo

Hay que superar el respeto supersticioso que todavía algunos sectores sindicales le tienen al marxismo.

En la ciudad de Bogotá del 16 al 20 de abril se constituirá una nueva central sindical de las Américas, denominada Alternativa Democrática Sindical -ADS- con cerca de 30 centrales obreras de diferentes países. Ello para rescatar la independencia y la democracia sindical que son los principios básicos del movimiento de los trabajadores, frente a la férula de los gobiernos del socialismo del siglo XXl, que buscan convertir a las organizaciones obreras en simples marionetas, para que aplaudan las políticas totalitarias de gobiernos infames que pretenden llevar a nuestras naciones a dictaduras oprobiosas, semejantes a las que existían en Europa oriental antes de la debacle de la URRS, o que sobreviven en Cuba y Norcorea, pero cambian de máscara para timar a personas despistadas, sabiendo que en la práctica es el mismo toxico con diferente marca.

El sátrapa de Fidel Castro conociendo el atraso ideológico de algunos pueblos de la región en compañía de Lula Da Silva, montó en 1990 el foro de Sao Paulo, para sacar del basurero de la historia los dogmas marxistas-leninistas repudiados en el viejo continente con la caída del muro de Berlín e implementarlos en Latinoamérica, utilizando diferentes maquillajes, a Castro y Lula se les unió más adelante Hugo Chávez, que como un nostálgico de la guerra fría quería crear la Unión Soviética Latinoamericana, siendo una víctima de toda esa trama totalitaria el sindicalismo libre en Latinoamérica y el Caribe.

Los gobiernos del socialismo siglo XXl a quienes también se les denomina eufemísticamente como “progresistas”, en su mayoría han sido predadores del movimiento sindical, como por ejemplo: la camarilla chavista en Venezuela y Rafael Correa en El Ecuador, quienes han perseguido al sindicalismo democrático con saña, para que sus regímenes perduren por toda la eternidad.

Sin embargo no se ha conocido una condena firme de parte de la Confederación Sindical de Trabajadores de las Américas -CSA- en donde se encontraban afiliadas varias de las organizaciones perseguidas por los gobiernos neomarxistas.

En un desafortunado comunicado del 17 de marzo, la Central Unitaria de Trabajadores -CUT- “condena” a la CGT (Confederación General del Trabajo) por divisionista al promover la creación de la Alternativa Democrática Sindical, lo cual a primera vista rompe con el Comando Nacional Unitario que estaba constituido por CGT, CUT y CTC. Además la realización unitaria de la movilizaciones del Primero de Mayo que regularmente han tenido como escenarios a varias ciudades colombianas, está en peligro de que en este año no se lleve a cabo de manera conjunta, porque es claro que los dirigentes de la CUT de pronto azuzados desde el ámbito internacionalmente no le pueden imponer a la CGT líneas ideológicas y políticas, pues en ese caso se estaría echando por la borda el pluralismo que debe ser pilar fundamental en donde descansa la unidad.

La unidad no se puede imponer a la brava, como lo pretende la CUT en su comunicado, porque primero hay que consensuar, además están en todo su derecho las organizaciones que van a constituir la ADS, y que también repudian a los tales gobiernos “progresistas” que han sido victimarios del movimiento sindical libre, por ello las organizaciones de trabajadores jamás pueden caer en el masoquismo, quedándose calladas ante las posturas liberticidas de los regímenes del socialismo del siglo XXl, que quieren tener un sindicalismo adocenado y enajenado, como ocurre en los regímenes dictatoriales del marxismo-leninismo.

Forca Sindical, que es una central obrera brasileña, hará parte de la Alternativa Democrática Sindica, además tiene razón en haber repudiado al gobierno de Dilma Russeff, apoyando su destitución, pues la corrupción en las administraciones del llamado Partido de los Trabajadores (PT) es inconmensurable, ya que el foro de Sao Paulo es el responsable político de la corrupción de la empresa Odebrecht, que sobornó a funcionarios de 12 países para enriquecer a esa compañía brasileña y promover el proyecto político totalitario del socialismo del siglo XXl de Lula Da Silva y los fallecidos déspotas Hugo Chávez y Fidel Castro.

Así que la CUT de Colombia no tiene elementos de juicio para zaherir a la central sindical brasileña, como lo ha hecho irresponsablemente en el comunicado del 17 de marzo.

De la misma manera los señores de la CUT no se pueden constituir en jueces de la CTM (Central de trabajadores Mexicanos) que también se convertirá en fundadora de la ADS, porque si esa organización sindical que es la más representativa del país azteca, y de acuerdo a las condiciones laborales de México ha promovido los Contratos de Promoción Patronal, ello es producto de las circunstancias objetivas del mercado laboral para evitar el aumento del desempleo, siendo eso análogo en Colombia al Contrato Sindical, artículo 482 del Código Sustantivo, que es un medio y no un fin, y con el que se busca la estabilidad en el empleo.

Lo que realiza la CTM con los Contratos de Promoción Patronal también se podría denominar como cogestión, sin embargo proteger a los trabajadores por parte de la CTM en México, para los dirigentes de la CUT es ser reaccionario y divisionista; claro que dentro de la doctrina totalitaria marxista-leninista de la cual hace parte el socialismo del siglo XXl, impulsar la miseria de las masas y de los trabajadores es una condición necesaria para mantener subyugados a los pueblos y volver a los ciudadanos mas dúctiles a los regímenes dictatoriales comunistas.

Hay que superar el respeto supersticioso que todavía algunos sectores sindicales le tienen al marxismo, de pronto por aquello de los fetiches del materialismo histórico y la inevitabilidad, con los cuales a través de los años han engañado a muchos incautos; advirtiendo que en el siglo XlX en la Primera Internacional de los trabajadores, especialmente, los dogmas de Karl Marx quien participaba de esa organización, fueron repudiados por los obreros al ser estatistas, burocráticos y embrutecedores y, además buscaba que el Estado mediante una dictadura de partido único, llevara a las masas a la esclavitud política por los siglos de los siglos.

Según palabras del dictador Fidel Castro pronunciadas en el 2010, el socialismo del siglo XXl, es la aplicación práctica de las ideas de Marx, lo que constituye echar hacia atrás la rueda de la historia, pues si dicho personaje hace mas de 150 años fue desestimado por los obreros en la Primera Internacional, no es posible que en la actualidad Latinoamérica se convierta en un globo de ensayo de las aventuras totalitarias, absolutamente fracasadas del comunismo que solo ha podido sobrevivir a base de la violencia y la mentira.

Entonces indiscutiblemente la Alternativa Democrática Sindical debe convertirse en una respuesta libertaria en contra del socialismo del siglo XXl.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error