Que no te juzguen, es natural que no puedas pararte del sillón y vivir un día normal sin saber qué pasará en tu serie favorita o ver la segunda, tercera y cuarta parte de la saga que amas.

El artículo continúa abajo

Porque te entendemos, y también las hemos dicho, acá están las mentiras más comunes:

El último capítulo y ya #AmantesDeLaTV

Una cosa lleva a la otra. Justo cuando piensas en apagar tu televisor y dormir, es cuando el fin del capítulo te deja en vilo. Lo entendemos, necesitas respuestas, así te rompan el corazón, y puede que esto te lleve a ver 15 episodios en una noche.

Nunca leería un ‘spoiler’, yo soy paciente #AmantesDeLaTV

Te mueres de la ganas, así arruines la temporada completa; nos ha pasado. Solo guárdalo para ti, no hay peor que un chismoso de series, no compartas en redes lo que leíste, y si quieres comentarlo con alguien, hazlo en privado.

¿Una saga en un día? Eso es muy duro #AmantesDeLaTV

Tomarás bebidas energizantes, acabarás con el café de tu casa, no tendrás vida social, en fin, harás lo imposible para ver película tras película. Es tu tentación y lo sabes. Incluso creemos que ya lo has hecho más de una vez y no lo admites porque no quieres quedar como el raro que no se levanta del sillón.

No, pero si yo dormí bien #AmantesDeLaTV

Sí, porque podías esperar al día siguiente para ver si por fin tu pareja favorita se besó, o si por fin mataron al personaje que odias. Esas ojeras no son gratis, esas son ojeras de la satisfacción por sobrevivir a un maratón.

Qué lindo que comentes todas las escenas #AmantesDeLaTV

Claro, ¿a quién no le gusta que una persona no deje escuchar? Y además que te distraiga en el mejor momento. Eso es lo mejor que le puede pasar a alguien.

Hemos pasado por eso, por lo que te recomendamos que cuando veas series o películas acompañado, mira esas que ya viste, así no te pierdes ningún detalle.

No, yo nunca vería un episodio sin ti #AmantesDeLaTV

Los cachos del 2017. Aunque no lo admitas públicamente sabemos, porque también lo hemos hecho, que ya terminaste de ver la serie que empezaste con tu pareja. Solo actúa sorprendido cuando la vean juntos, niégalo todo y no comentes nada ni en tus redes, ni con tus amigos.