Vuelven las fumigaciones manuales con glifosato contra cultivos ilícitos

Finalizó un plan piloto que establece protocolos ambientales y de salud, que aseguran que no hay efectos secundarios

 
Erradicación de cultivos de coca
AFP

El uso del herbicida químico fue suspendido oficialmente desde octubre de 2015, por los efectos nocivos en la salud de animales y personas.

Se podrá hacer la fumigación manual de glifosato y de una vez hay que decir que eso nos aleja cada vez más de la posibilidad que haya aspersión aérea”,

dijo el ministro de Justicia, Jorge Londoño, en rueda de prensa en Bogotá.

El funcionario indicó que el país, el principal productor de coca en el mundo, podrá utilizar este método cuando el Ministerio de Defensa lo estime, aunque consideró que será “en un periodo muy pronto”.

En mayo pasado el Consejo Nacional de Estupefacientes (CNE), integrado por ministros y autoridades judiciales y policiales, había autorizado a la policía ejecutar la erradicación de cultivos ilícitos mediante aspersión terrestre con glifosato.

Para poder comenzar con las fumigaciones, desde hace siete meses se realizó un plan piloto en 800 hectáreas de los departamentos de Nariño y Chocó con el fin de establecer protocolos para el cuidado de la salud y el medioambiente en las zonas donde se utilizará el herbicida.

Los ministerios de Salud y Ambiente, así como la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), dieron el visto bueno a los resultados del programa, afirmó.

Si se siguen esos protocolos (…) seguramente no habrá ningún problema”

para la naturaleza, los fumigadores o los habitantes, agregó Londoño.

Tras utilizarlo 15 años, Colombia fue el último país del mundo en suspender las aspersiones de este herbicida contra cultivos ilícitos por sus efectos nocivos sobre la salud y el medioambiente.

Desde octubre de 2015, la erradicación de cultivos ilícitos se realiza de forma manual -arrancando y troceando las plantas- y las autoridades buscan herbicidas alternativos.

No es como aspersión aérea que se fumiga indiscriminadamente. Hay protocolos que protegen la salud de los erradicadores manuales”,

explicó este lunes el ministro.

El glifosato fue catalogado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como probable cancerígeno y es, además, señalado por expertos como causante de abortos y enfermedades dermatológicas.

En 2013, Colombia había dejado de usar ese herbicida en la zona fronteriza con Ecuador, luego de que Quito interpusiera una demanda internacional por los daños que generaba la sustancia en su territorio.

En Colombia se rociaron en 15 años dos millones de hectáreas de cultivos ilícitos y se destruyeron unas 100.000.

No obstante, el país sudamericano es el principal cultivador mundial de hoja de coca, materia prima de la cocaína, con 96.000 hectáreas de sembradíos, y también el mayor productor de esa droga con 646 toneladas en 2015, según la ONU.

Con AFP

 

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Fuentes

  • - AFP

Comenta con Facebook: