“La educación se volvió negocio de buitres codiciosos”, y 4 opiniones más

Pulzo le recomienda algunos de los columnistas más destacados del día en los principales medios nacionales.

 
Foto ilustrativa
Getty Images

La educación en Colombia se volvió un negocio de buitres codiciosos y ambiciosos

Son “mercaderes de títulos que embaucan a la gente, sin importar su condición económica ni los esfuerzos que hacen para poder pagar las enseñanzas de unos mal llamados maestros”, se queja Paola Ochoa en su columna de El Tiempo. Para ella, “hay que ser muy bruto o muy ingenuo” para pensar que la educación en Colombia no es un negocio. “Eso y montar una iglesia son lo más rentable que existe en nuestro territorio”, agrega, a propósito de las más recientes denuncias del Ministerio de Educación, particularmente contra la Corporación Universitaria Ideas, que entregó “títulos chimbos” de abogados a 6 exjefes paramilitares que están en La Picota y pagaron más de 25 millones de pesos para graduarse en la cárcel como abogados. Y recuerda que esa no es la única ‘universidad’ que investigan las autoridades por presuntas irregularidades académicas, administrativas y financieras; en su lista están la Universidad Gran Colombia, la Universidad de Cundinamarca, la Incca, la Corporación Universitaria Regional del Caribe, la Corporación Universitaria Rafael Núñez, el Centro de Estudios de Arte, la Corporación Real de Colombia, la Universidad del Pacífico, la Unad y la Autónoma del Caribe.

Frustración del incapaz “sátrapa” de Maduro lo llevará al único lugar que conoce: represión permanente y constante

Y esa situación ya se sigue manifestando de forma evidente en dos hechos específicos contados por Jorge Eduardo Espinosa en su columna de El Espectador: i) por decreto, Maduro pretende arrebatar la inmunidad a los parlamentarios opositores y después inventarles cargos, fabricarles pruebas, encarcelarlos al precio que sea. El argumento de Maduro es que los diputados de la oposición están aprovechando su inmunidad para cometer todo tipo de delitos y abusos. “Y Maduro tiene razón: en una dictadura, como la suya, criticar el poder, hacer oposición, es delito, y es un abuso. No es la primera vez”. ii) También cuenta el columnista que el viernes Maduro intentó visitar un barrio de Porlamar, ciudad más poblada de Margarita, y fue echado por sus habitantes entre insultos, cantos y golpes de cacerola. “Un periódico digital llamado Reporte Confidencial fue uno de los primeros en mostrar lo que allí había pasado. […] Horas después el director del medio, Braulio Jatar, fue detenido por el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia, la policía política).

Es absolutamente responsable la solicitud del Fiscal General de reanudar la aspersión aérea contra la coca

También lo es el pedido de estudiar el avance y ejecución de los programas sociales y de desarrollo alternativo en materia de erradicación de cultivos ilícitos, resalta Pedro Medellín Torres en su columna de El País, de Cali. La solicitud de reanudar la aspersión aérea contra la coca la hizo Néstor Humberto Martínez al ministro de Justicia, Yesid Reyes, a quien Medellín Torres critica en su escrito. “Antes que andar vendiendo las virtudes de votar por el Sí [en el plebiscito por la paz], el Ministro de Justicia debería estar evaluando bien lo que se está haciendo. Y, si se necesita, tomar medidas urgentes”. Por los actuales precios de la cocaína, el columnista prevé dos escenarios: “Muy pronto regresaremos (y muy seguramente sobrepasaremos) a las 236 mil hectáreas que Colombia tuvo sembradas a principios de los 90”, y “semejante negocio no desaparecerá ni se contraerá con el abandono de la acción armada de las Farc”.

El voto por el Sí es un salto al vacío de las inmerecidas e innecesarias concesiones otorgadas a las Farc

Esa es la conclusión, después de leer el acuerdo al que llegaron el Gobierno y las Farc, a la que llega José Félix Lafaurie en su columna de El Nuevo Siglo. Él cree que el Gobierno les “cogió la caña” y se dejó presionar, pero no “por la extorsión armada durante las negociaciones, que la hubo, sino por sus propios afanes por pasar a la historia”. Le parece impresionante la extensión, complejidad, grado de elaboración y la obsesión por el desdoblamiento de género que caracterizan el documento. “Pero me impresionó más lo que hay detrás de la forma. Me impresionó el listado de órdenes al Gobierno, que deberá empezar a cumplir cuando se firme el acuerdo, convertidas en mandato constitucional. Me impresiona la cantidad de planes, programas, comisiones y organismos que, además, tendrán que llenarse de personas (burocracia)”. También se declara impresionado por la “falta de realismo de una reforma rural, dizque integral, pero centrada exclusivamente en la economía campesina, familiar y comunitaria”.

Colombia está ante la disyuntiva de una paz impuesta por el temor, o una paz  guiada por el amor

“Los caudales del miedo destruyen, los del amor construyen”, destaca Javier Darío Restrepo en su columna de El Heraldo, a partir de leer a John Paul Lederach, que ha asesorado e investigado la solución de conflictos en diferentes partes del mundo. El columnista aclara que esa afirmación de Lederach va “en beneficio de los que desconfían de la palabra amor, desgastada y envilecida por el uso y el abuso. Aquí amor significa una actitud positiva y constructiva, un paso de avanzada sobre la paz construida sobre el miedo a los violentos armados”, dice Restrepo, y agrega: “Esa es la disyuntiva que hoy contempla la sociedad colombiana, que no es la del Sí y el No del plebiscito; superior a ella, es la del miedo o el amor de que habla Lederach. No es el momento para las posiciones absolutas que han dividido a los colombianos por generaciones y que han producido sus implacables violencias”.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: