La Universidad Nacional puja por volver a ser la conciencia crítica del país

El laboratorio político de la izquierda busca recuperar la importancia que alguna vez tuvo, según publica El País de España.

 
Universidad Nacional
Universidad Nacional / Unimedios

El informe recuerda cómo los estudiantes de esta institución marcharon en contra de la dictadura de Gustavo Rojas Pinilla. Asimismo, cómo tomaron la bandera de la Revolución Cubana en los sesenta con el acompañamiento de líderes guerrilleros como el cura Camilo Torres.

También la manera como apoyaron el proceso de la constituyente que cambió la carta magna en 1991, escribió la periodista del diario español Ana Marcos.

Más noticias

Alejandra Rojas, estudiante de la maestría en Salud Pública y Secretaria General de la Federación de Estudiantes Universitarios en la Nacional, comentó en este medio:

Hemos dejado de ser vistos como esos jóvenes rebeldes, ahora muchos sectores consideran que tenemos una opinión sensata para transformar la sociedad”.

Se considera que el último gran movimiento estudiantil fue hace seis años cuando miles de estudiantes salieron a las calles en contra de una reforma educativa. “Ya no se trataba de hacer la revolución para cambiar la universidad como sucedió en los sesenta”, explicó Jairo Rivera, exalumno de la Nacional, en el informe.

Rivera también es miembro de Voces de Paz, el partido que vigilará que se cumpla lo pactado con las Farc hasta que la insurgencia forme su propia agrupación política. Él recuerda que en ese momento se trató de invitar a la ciudadanía a un debate sobre la educación superior.

Recientemente, se recuerdan las marchas que exigían que volvieran a negociar los acuerdos de paz con las Farc.

Desde entonces, muchos de los 32.000 estudiantes de la institución han abandonado el activismo. No hay cifras de cuantos pueden formar estos movimientos. Ignacio Mantilla, rector de la Universidad Nacional, dijo sobre estos colectivos al periódico: “es muy débil, sin liderazgo real, con poca credibilidad y con agendas políticas externas”.

Mientras que para Rojas estos colectivos son una minoría, que no cuentan con carné “pero sí hay una dinámica activa muy diversa”.

Se reconoce la formación del Centro de Pensamiento y Seguimiento a los Diálogos de Paz conformado por estudiantes de la Nacional, que se encargará, entre otras funciones, de realizar el censo de los excombatientes de las Farc.

Por ahora, Rojas reconoce que las discusiones de los temas importantes de la vida del país se ven más en la Universidad de Los Andes, El Externado o la Javeriana, concluye el informe de El País.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: