Así lo aseguró el domingo en su columna de ‘El Espectador’ Ramiro Bejarano, quien criticó al gobierno por presentar la salida del general Juan Pablo Rodríguez como un hecho ‘rutinario’ para protegerlo.

“Un informe documentado de Human Rights Watch… da cuenta de que el mencionado militar ‘se encuentra bajo investigación por ejecuciones cometidas por tropas bajo su mando’”, dice Bejarano, agregando que también la Embajada le va a cancelar la visa.

Sobre los otros 8 generales, Bejarano dice que hay severas ‘inquietudes’ de la fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, por la falta de justicia en estos casos de ejecuciones, conocidas como falsos positivos.

El artículo continúa abajo

Esas inquietudes podrían conducir a la intervención de la CPI, dice Bejarano, quien agrega que hay en la Fiscalía 29 investigaciones contra militares por diversos delitos, incluidos más falsos positivos.

Como sucesor de Rodríguez fue nombrado el general Alberto Mejía.